Merkel ataca a Trump en antesala de cumbre del G20

Los que antes eran fuertes aliados pasan momentos difíciles desde que el republicano tomó las riendas de Estados Unidos.
Enlace copiado
Merkel ataca a Trump en antesala de cumbre del G20

Merkel ataca a Trump en antesala de cumbre del G20

Merkel ataca a Trump en antesala de cumbre del G20

Merkel ataca a Trump en antesala de cumbre del G20

Relaciones.  En declaraciones recientes, la canciller alemana, Angela Merkel, dejó entrever que ya no confía en EUA como solía hacerlo.

Relaciones. En declaraciones recientes, la canciller alemana, Angela Merkel, dejó entrever que ya no confía en EUA como solía hacerlo.

Enlace copiado
La canciller alemana, Angela Merkel, criticó ayer en duros términos la política aislacionista del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la antesala de la cumbre, que celebrará el 7 y 8 de julio en Hamburgo, del Grupo de los Veinte países industrializados y emergentes (G20).

“El que crea que los problemas de este mundo se pueden solucionar con el aislamiento y el proteccionismo, comete un craso error”, dijo Merkel sin mencionar expresamente a Trump y ante el aplauso del pleno del Parlamento alemán en Berlín.

“Por eso, hoy más que nunca: solo juntos conseguiremos encontrar las respuestas correctas a las cuestiones centrales de nuestros tiempos”, urgió Merkel y agregó que esto valía tanto para el G20 como para la Unión Europea.

Merkel prometió mayores esfuerzos del G20 en pos de la protección del clima después de que Trump anunciase a principios de mes que su país se saldría del acuerdo alcanzado por casi todos los países del mundo en diciembre de 2015 en París. “Desde la decisión de Estados Unidos de abandonar el acuerdo del clima de París estamos más decididos que nunca a trabajar para que sea un éxito”, desafió Merkel.

Merkel reconoció que el disenso con Estados Unidos en este campo es notorio. “Disimularlo no sería honesto. En todo caso, yo no lo haré”, advirtió.

El G20 se celebrará en un momento en el que las relaciones entre Alemania y Estados Unidos, dos aliados tradicionales, dan señales de fricción.

A finales de mayo, coincidiendo con su primera visita oficial a Europa, el sucesor de Barack Obama en la Casa Blanca criticó a Alemania y a través de la red social Twitter, llegó a calificar de “muy malo” el “gigantesco déficit” entre EUA y Alemania.

Después del encuentro del G7 celebrado en Italia, Merkel no ocultó la desconfianza señalando que “los tiempos en los que podríamos confiar completamente en otros han quedado en parte atrás”, en clara referencia a la nueva administración Trump. Junto a ella, otros dirigentes como Emmanuel Macron (Francia) y Justin Trudeau (Canadá) comienzan a tomar su propia distancia.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter