Loading...

México: 5 militares heridos en choque con migrantes

El choque entre los oficiales y los migrantes, en su mayoría centroamericanos, ocurrió a escasos kilómetros del municipio sureño de Pijijiapan, en el estado de Chiapas, de donde salió la caravana este jueves para continuar su camino hacia Ciudad de México.

Enlace copiado
Un grupo de migrantes que viajan en caravana, se enfrentan con integrantes de la Guardia Nacional hoy en la población de Pijijiapan, en Chiapas (México). La caravana migrante que viaja por el suroriental estado mexicano de Chiapas chocó este jueves con la Guardia Nacional y agente del Instituto Nacional de Migración (INM), dejando varios heridos y arrestados. EFE/Juan Manuel Blanco

Un grupo de migrantes que viajan en caravana, se enfrentan con integrantes de la Guardia Nacional hoy en la población de Pijijiapan, en Chiapas (México). La caravana migrante que viaja por el suroriental estado mexicano de Chiapas chocó este jueves con la Guardia Nacional y agente del Instituto Nacional de Migración (INM), dejando varios heridos y arrestados. EFE/Juan Manuel Blanco

Enlace copiado

En torno a un centenar de migrantes que quedaron rezagados de una caravana que viene avanzando desde fines de octubre por el sur de México se enfrentaron con piedras y palos a efectivos de la Guardia Nacional que intentaban detenerlos.

El choque dejó cinco agentes heridos. Según indicó la Guardia en un comunicado, cuatro hombres y una mujer de sus elementos “resultaron con lesiones de consideración en distintas partes del cuerpo” y recibieron atención hospitalaria.

Los guardias seguían la marcha y aparentemente habían intentado detener a algunos de los migrantes, principalmente centroamericanos cuando un grupo de 100 a 150 hombres comenzó a arrojar piedras a dos camiones llenos de guardias equipados con cascos y escudos de plástico.

Ante la lluvia de piedras, al menos dos guardias cayeron de los camiones a la carretera. Vídeos grabados en el momento mostraban a uno de los guardias inconsciente en el suelo con algunos migrantes tratando de ayudarlo después de que otros le diera unas patadas.

“Es importante precisar que los elementos de la institución en ningún momento respondieron a la agresión”, agregó la Guardia Nacional.

El choque entre los oficiales y los migrantes, en su mayoría centroamericanos, ocurrió a escasos kilómetros del municipio sureño de Pijijiapan, en el estado de Chiapas, de donde salió la caravana este jueves para continuar su camino hacia Ciudad de México.

Durante el despliegue los elementos militares detuvieron a unos 30 extranjeros y pretendieron ir por otro grupo de migrantes pero éste los recibió con palos y piedras obligando a los oficiales a replegarse. “Es importante precisar que los elementos de la institución en ningún momento respondieron a la agresión”, agregó la nota de prensa.

El choque tuvo lugar días después de que elementos de la Guardia Nacional dispararan a una camioneta con 14 migrantes que evadió un control con el resultado de un muerto y cuatro heridos. Los militares dijeron que abrieron fuego cuando el vehículo intentó embestirles.

Esos caminos rurales son habitualmente utilizados por traficantes de migrantes para evitar los controles que se sitúan sobre la carretera.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó su actuación en una inusual crítica al cuerpo estrella de las fuerzas armadas creado en su administración y que entre sus prioridades tiene la lucha contra la inmigración ilegal. Los migrantes “no dispararon, no agredieron y los de la Guardia dispararon y eso no se debe hacer. Hay otras formas de detener a quienes están violando las leyes”, afirmó.

La caravana, la de mayor dimensión que transita por México este año, llegó a sumar unas 4.000 personas aunque el jueves caminaban juntas poco más de la mitad. Partió el 23 de octubre de Tapachula, 110 kilómetros más al sur y casi en la frontera con Guatemala. El jueves, por primera vez en estas casi dos semanas de trayecto, algunos grupos pequeños comenzaron a subirse en las plataformas de camiones que se lo permitían para intentar avanzar un poco más rápido.

El transporte público se había negado a subir a migrantes por los operativos de inspección de Migración y de la Guardia Nacional que existen a lo largo de la carretera costera de Chiapas.

Aunque la salud de los migrantes se ha visto afectada por el caminar durante 13 días, a veces bajo un sol intenso y en otras ocasiones bajo la lluvia, la mayoría de ellos insisten en no aceptar las visas humanitarias ofrecidas por el gobierno mexicano porque desconfían que sea un engaño para devolverlos a Tapachula o incluso deportarlos a su países de origen.

La oferta de regularización para personas vulnerables, entre ellas embarazadas y menores, supone un cambio después de que en los últimos meses las fuerzas de seguridad optaran por disolver y detener a grupos similares, en algunas ocasiones con uso excesivo de la fuerza, como denunciaron agencias de Naciones Unidas. Después de la actuación del jueves, todo apunta a que las autoridades puedan seguir deteniendo a los grupos que se queden separados del principal.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines