Lo más visto

Más de Internacionales

“Mi novio quedó embarazado y pude cumplir mi deseo de ser madre”

Una mujer transexual, junto a su novio también transexual, anunciaron el embarazo de la pareja. Ambos son miembros icónicos de la comunidad LGTBI en América Latina.
Enlace copiado
“Mi novio quedó embarazado y pude cumplir mi deseo de ser madre”

“Mi novio quedó embarazado y pude cumplir mi deseo de ser madre”

“Mi novio quedó embarazado y pude cumplir mi deseo de ser madre”

“Mi novio quedó embarazado y pude cumplir mi deseo de ser madre”

Enlace copiado
Su nombre es Diane Rodríguez, ecuatoriana, y es una mujer transexual. Su novio, Fernando Machado, es también transexual y, como un paso importante para los miembros de la comunidad LGTBI, esta pareja anunció felizmente su embarazo en 2015, el cual se ha convertido en un tema viral en redes sociales, luego de que varios medios internacionales le dieran seguimiento a los ahora felices padres de familia. 

Biológicamente, Diane nació con genitales masculinos y nombrada por sus progenitores como “Luis”. Sin embargo, ella siempre expresó que “nunca me sentí como un varón”, por lo que se sometió a una operación de cambio de genitales. Mismo caso vivió su pareja, quien nació como mujer y llamado “María”, pero que se sometió a la misma cirugía para adoptar su nueva identidad como “Fernando”.

Sin embargo, esta pareja saltó a la vista mundial cuando, en 2015, Diane anunció en su cuenta de Twitter: “Voy a ser mamá, mi novio Fernando Machado está embarazado de mí!”. Tras este anuncio, medios de comunicación internacionales buscaron entrevistar a la pareja, al punto que se convirtieron en un icono para la comunidad LGTBI.



Actualmente, Diane es activista, madre, psicóloga y acaba de ser electa Asambleísta Nacional (el equivalente a un diputado) por Alianza País, convirtiéndose en la primer mujer transexual en alcanzar un cargo político en América Latina. El próximo 14 de mayo, Diane asumirá su cargo en su natal Ecuador, a lo que dijo: "Me botaron de mi casa a los 16 años cuando expuse lo que me pasaba. Me dediqué a hacer trabajo sexual y casi pierdo el colegio. Mi madre me encontró luego en la calle, regresé a mi casa e intentó deshomosexualizarme, porque hasta ese entonces era un chico aparentemente gay. Me envió con los testigos de Jehová, con los Mormones y finalmente fui obligada a ir a la Iglesia Católica todos los días para curarme", durante una entrevista para un medio ecuatoriano hace varias semanas, según la página web Infobae.

Infobae también recopiló algunas declaraciones dadas por Diane, en las que explica su historia personal y lo difícil que es para ella, como transexual, convivir en América Latina: "Creo que la ciencia aún no ha trabajado lo suficiente con respecto al tema de la transexualidad. Yo lo equiparo con la lobotomía: hubo un momento en que la respuesta terrorífica que se dio a los desórdenes mentales fue hacer cirugías cerebrales y dejar a la persona desconectada del mundo. Para mí, extirpar los genitales como respuesta a las personas trans es lo mismo. Así yo me haga la vagina más hermosa del mundo o me den las mejores hormonas artificiales no voy a ser mujer biológica nunca, por más mentiras que me pueda decir a mí misma. Si yo hubiera pensado en esto antes es probable que no hubiese intervenido mi cuerpo y ni siquiera me hubiera puesto mamas", expresó.


 
Por su parte, desde su cuenta de Instagram, Fernando anunció en su momento el embarazo de la pareja y se unió a promover publicaciones a favor de la comunidad LGTBI. “Quiero compartir con ustedes la noticia que me desbordó de felicidad. Estoy embarazado de mi novia Diane. Tengo un vientre maravilloso que es la cuna donde crece día a día nuestra bendición. Soy el papá más feliz que existe y ella la mejor mamá, la mujer más bella", escribió. Desde ese momento en que empezaron a ver a su hijo en las ecografías, muy chiquito, le pusieron el apodo "Caraota", que en Ecuador significa "frijol".

Desde su confirmación como presidenta de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGTBI, Diane se ha vuelto una precursora de la "Ley de unión de hecho homosexual" y de ley conocida como "Mi género en mi cédula". Sin embargo, con su elección como asambleísta nacional, la lucha ahora, para ella, apenas comienza: "Es como la ley de Identidad de género argentina pero permite distinguir sexo de género. Es decir, sexo es lo privado, lo que no se ve, lo que tenemos entre las piernas. Y género es lo público, lo que se ve, cómo me visto, cómo quiero que me traten y me llamen en mi DNI", según informó Infobae.




 

Tags:

  • transexual
  • lgtbi

Lee también

Comentarios