Lo más visto

Más de Internacionales

Internacionales Caravana de migrantes

Migrantes abandonan refugio en Guadalajara

El secretario de la Defensa de EUA, James Mattis, viajará hoy a la frontera con México para conocer el estado de las tropas.

Enlace copiado
Medio camino.  Los migrantes emprendieron ayer, a la fuerza, la segunda mitad de su trayecto hacia Estados Unidos.

Medio camino. Los migrantes emprendieron ayer, a la fuerza, la segunda mitad de su trayecto hacia Estados Unidos.

Enlace copiado

Cerca de 4,000 migrantes centroamericanos que cumplieron ayer un mes de marcha emprendieron la segunda mitad de su trayecto hacia Estados Unidos, abandonaron el albergue en que permanecían en Guadalajara, molestos por las promesas incumplidas del gobierno estatal de Jalisco.

En tanto, un grupo de 357 migrantes, que forman parte de una caravana que salió hace un mes de Honduras con la meta de emigrar a Estados Unidos, llegó ayer finalmente a la frontera por la ciudad mexicana de Tijuana, después de hacer una travesía de 4,900 kilómetros desafiando al presidente Donald Trump.

Los caminantes que abandonaron el albergue en Guadalajara llegaron ayer al albergue adaptado en el Auditorio Benito Juárez, pero horas más tarde tuvieron una reunión con el secretario de gobierno de Jalisco (oeste de México), Roberto López, quien les informó que el estado no contaba con más recursos para ayudarles, según denunció el colectivo Éxodo Centroamericano.

Por otra parte, integrantes de la segunda caravana de hondureños continuaban ayer por la tarde llegando a Ciudad de México, donde, según el último corte de las autoridades capitalinas, han llegado cerca de 1,200 personas, quienes descansan en un complejo deportivo en el oriente de la capital.

Salvadoreños en ruta

Otros 2,000 migrantes, procedentes en su mayoría de El Salvador, partieron la víspera de Sayula, estado de Veracruz, hacia Puebla (centro).

Manuel González llegó a la capital ayer en la tarde, como avanzada de esta tercera caravana. "Nos han dado comida y alojamiento; pasamos una noche muy fría, pero aquí estamos, gracias a Dios, y estamos esperando a los demás compañeros", expresó.

Este salvadoreño confía en poder volver a agruparse con sus compañeros: "Juntos nos sentimos con más seguridad, más que todo por los secuestros de los cárteles y eso".

Tanto él como su esposa —sus hijos se quedaron en su país, para no correr riesgos— confían en llegar a Tijuana y, una vez allí, poder cruzar a Estados Unidos.

"Vamos a continuar hasta el objetivo, si Dios lo permite. Hacia adelante, no hacia atrás", dijo.

Una cuarta caravana, también de salvadoreños, está dividida entre los estados de Oaxaca y Veracruz. Se estima que la integran 1,800 personas.

Están todavía a un largo trecho de su destino.

Tags:

Lee también

Comentarios