Lo más visto

Montan decena de campamentos en espera de la ayuda humanitaria

El senador estadounidense Marco Rubio visitó ayer las instalaciones de acopio

Enlace copiado

La oposición de Venezuela instaló este domingo una decena de campamentos a lo largo del país, en los que censó a miles de personas a las que asegura atenderá con la ayuda humanitaria que ya se acopia en la ciudad colombiana de Cúcuta y que espera poder ingresar el próximo día 23. - 00:01:59EFE

Enlace copiado

La oposición de Venezuela instaló ayer una decena de campamentos a lo largo del país, en los que censó a miles de personas a las que asegura atenderá con la ayuda humanitaria que ya se acopia en la ciudad colombiana de Cúcuta y que espera poder ingresar el próximo día 23. El diputado Winston Flores dijo a periodistas desde uno de estos campamentos, en el deprimido barrio caraqueño de Macarao, que la jornada de este domingo se caracterizó por "clasificación y despistaje" de enfermedades entre la población más vulnerable, principalmente niños y ancianos.

"Es un trabajo esencial para que tengamos esa punta de lanza de lo que será la avalancha humanitaria el 23 de febrero, cuando será la entrada de esa ayuda humanitaria, en masa, que tanto necesitan los venezolanos", añadió en declaraciones que recogió la televisión en línea VPI. También dijo que se pudieron repartir "algunas medicinas" para padecimientos como hipertensión o diabetes, siempre que los pacientes contaran con la respectiva receta médica.

Los primeros datos recogidos en este campamento de Caracas arrojaron que las enfermedades de la piel, diabetes, hipertensión, párkinson, osteoporosis y desnutrición –esta última en niños– son los males que más aquejan a los desposeídos en la capital venezolana. Según Flores, en los campamentos humanitarios se emplean sin lucro cientos de médicos, psicólogos, nutricionistas y voluntarios de los partidos políticos de oposición, así como parte de los más de 600,000 voluntarios de una red que trabajará en el ingreso de las donaciones.

Con todo, señaló que este esfuerzo se quedó "corto" por la "magnitud de necesidades que hay". En ese sentido, pidió a los militares permitir el ingreso de las ayudas ante las reiteradas negativas del gobierno del presidente Nicolás Maduro a aceptarlas.

El senador estadounidense Marco Rubio visitó ayer las instalaciones donde se acopian los insumos médicos, medicinas y alimentos que se espera sean trasladados a Venezuela y dijo que es inaceptable que un "mandatario ilegítimo" como Nicolás Maduro impida su ingreso.

"Es impresionante pararse aquí" y ver "a la distancia un país que está sufriendo, una población que está sufriendo y la cantidad de ayuda que existe de acá, listo y disponible para distribuir", dijo el senador a la prensa cerca del puente fronterizo Simón Bolívar en territorio colombiano. "¿Qué es lo que está impidiendo?" que entre la ayuda humanitaria, preguntó Rubio. Y acto seguido respondió, dirigiéndose a los venezolanos, dijo que la bloquea "su propio mandatario; y le diré su mandatario ilegítimo, que no tiene legitimidad ni constitucional ni legal".

"Esto no se trata de una crisis política, esta es una crisis humanitaria, de seres humanos que no tienen nada que ver con la política; que se le está negando la medicina, la comida y la ayuda necesaria para vivir, mientras que esas personas que están en frente de ese régimen están viviendo como multimillonarios, con fondos en todas partes del mundo", destacó Rubio, acompañado por el correligionario Mario Díaz-Balart. Rubio, un crítico acérrimo del gobierno de Maduro, se reunió con legisladores opositores venezolanos y con funcionarios colombianos a cargo de los esfuerzos de almacenar la ayuda humanitaria en la frontera y prepararla para la entrega para la entrega a las personas que "sufren en Venezuela".

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines