Mortal atentado contra evacuados chiíes en Siria

El ataque con coche bomba causó al menos 43 muertos y decenas de heridos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los cerca de 5,000 civiles y milicianos evacuados de los pueblos chiíes de Fua y Kefraya, en la provincia siria de Idleb (noroeste), fueron blanco este sábado de un ataque con coche bomba, que dejó saldo de al menos 43 muertos y decenas de heridos, aunque otras fuentes elevan la cifra a más de un centenar.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó que la explosión se produjo en la zona de Al Rashidín, a las afueras de la ciudad de Alepo (norte), donde las víctimas estaban esperando desde el viernes a ser trasladadas a su destino final.

Según la ONG, el vehículo que estalló es un cuatro por cuatro tipo furgoneta (pick up) y provocó una gran destrucción en los autobuses a bordo de los cuales los evacuados llegaron a Alepo y esperaban ser llevados al pueblo de Yebrín, cercano a la urbe.

Imágenes de los momentos posteriores a la explosión muestran los autobuses calcinados y numerosos cadáveres esparcidos en los alrededores de los mismos, así como sobresaliendo de las ventanillas de los vehículos, que estallaron con la deflagración.

Entre los cuerpos, muchos de ellos menores, hay mantas, ropa y enseres personales de los evacuados, que abandonaron sus hogares en Fua y Kefraya, después de haber permanecido cercados durante más de dos años por varias facciones islámicas e insurgentes.

La Defensa Civil Siria aseguró que ha recuperado más de 100 cadáveres del lugar donde se produjo la explosión y que está prestando asistencia a más de 50 heridos.

Lee también

Comentarios

Newsletter