Lo más visto

Mueren 61 personas debido a fuertes incendios forestales

Unas 54 personas resultaron heridas, incluidos cuatro bomberos y un menor herido de gravedad, según fuentes oficiales.
Enlace copiado
Enlace copiado
Al menos 61 personas murieron en incendios forestales en el centro de Portugal, muchas de ellas atrapadas en sus autos cuando las llamas alcanzaron una carretera, en lo que el primer ministro, Antonio Costa, describió como “la mayor tragedia en vidas humanas que hemos tenido en años”.

El Gobierno decretó el domingo tres días de luto nacional en memoria de las víctimas.

Las autoridades informaron en un inicio que había 62 personas fallecidas, pero más tarde el primer ministro, Antonio Costa, redujo la cifra a 61 y explicó que una víctima fue contabilizada dos veces.

Unas 54 personas resultaron heridas, incluidos cuatro bomberos y un menor herido de gravedad, según la empresa de televisión pública RTP, que citó al funcionario del Ministerio del Interior, Jorge Gomes.

Se cree que un rayo provocó el fuego en la zona de Pedrogao Grande, ya que los investigadores hallaron un árbol que recibió un impacto durante una “tormenta eléctrica seca”, según indicó el responsable de la Policía Judicial a los medios portugueses. Las tormentas secas son habituales cuando el agua que cae se evapora antes de llegar a la tierra debido a las altas temperaturas. Al igual que otros países de Europa meridional, Portugal es propenso a los incendios forestales en los secos meses estivales.

“Esta es una región que ha tenido incendios por sus bosques, pero no podemos recordar una tragedia de estas proporciones”, dijo Valdemar Alves, alcalde de Pedrogao Grande. “Estoy totalmente conmocionado por el número de muertos”.

Las autoridades habían señalado antes que las temperaturas de hasta 40 grados Celsius (104 grados Fahrenheit) registradas en el país en los últimos días podrían haber jugado un papel. El incendio se encontraba unos 150 kilómetros (93 millas) al norte de Lisboa, señaló Gomes. Cerca de 700 bomberos intentaban sofocar el fuego, que comenzó a arder el sábado.

Un enorme frente de humo negro y llamas rojas se alzaban sobre los árboles en la boscosa región, cerca de las casas. Isabel Brandao, que vive en la zona, dijo a The Associated Press que había temido por su vida.

“Ayer vimos el incendio, pero creímos que estaba muy lejos. Nunca pensé que llegaría a este lado”, dijo. “A las 3:30 de la mañana, mi suegra me despertó con prisa y no volvimos a dormir. Teníamos miedo de que el fuego nos alcanzara”.

RTP mostró imágenes tomadas desde el pueblo vecino en las que se veía a varias personas en una carretera, tratando de escapar de una densa humareda que había reducido la visibilidad a unos metros.

Los equipos de bomberos están teniendo problemas para acercarse a la zona porque el fuego es “muy intenso”, señaló Costa.

La agencia portuguesa de protección civil, que coordinaba las tareas de extinción, emitió una alerta el viernes por aumento del riesgo de incendios forestales y prohibió encender fuegos al aire libre.

La Unión Europea activo su mecanismo de protección civil para ayudar a Portugal. España y Francia enviarán aeronaves para ayudar a las labores de extinción en respuesta a una petición de Portugal.

Tags:

  • Portugal
  • incendio Pedrogao Grande
  • bosques

Lee también

Comentarios