Mujeres blancas suburbanas desconfían de Trump

Una reciente encuesta de AP-GfK, establece que un 70 % de este segmento de mujeres tienen opiniones desfavorables de Trump.
Enlace copiado
Impopular. El republicano Donald Trump no goza de buena imagen entre mujeres que viven en zonas suburbanas de Estados Unidos.

Impopular. El republicano Donald Trump no goza de buena imagen entre mujeres que viven en zonas suburbanas de Estados Unidos.

Mujeres blancas suburbanas  desconfían de Trump

Mujeres blancas suburbanas desconfían de Trump

Enlace copiado
S i quiere llegar a la Casa Blanca, Donald Trump necesitará en noviembre los votos de mujeres como Wendy Emery, republicana de toda la vida. Pero Emery, de 52 años y residente en un suburbio de Columbus, Ohio, se niega a comprometer su voto a favor del probable candidato republicano. “Estoy desilusionada, muy desilusionada”, dijo en su tienda de artesanías. Ella y sus amistades están “todavía conmocionadas” por el éxito de Trump y se preguntan quién lo vota, “porque no conocemos a nadie que lo haga”.

Esta impresión negativa es común entre decenas de mujeres blancas de los suburbios entrevistadas por la Associated Press, en estados que podrían ser decisivos. Sus posiciones están reflejadas en encuestas de opinión, como una reciente de AP-GfK, según la cual el 70 % de las mujeres tienen opiniones desfavorables de Trump.

Para la campaña de la demócrata Hillary Clinton, esa cifra abrumadora representa una esperanza. Mientras los votantes blancos siguen alejándose del Partido Demócrata, estos avances entre las mujeres blancas ayudarían a la probable candidata Clinton a ganar en caso de una elección reñida.

Los demócratas creen que estas mujeres significan una oportunidad para Clinton en Carolina del Norte, un estado que el presidente Barack Obama perdió por estrecho margen en 2012, y en Georgia, un baluarte republicano en el cual los demócratas esperan volver competitivo.

Patty Funderburg, de Charlotte, Carolina del Norte, votó por el republicano Mitt Romney en 2012, pero dice que no lo hará por Trump. “No es la persona que me gustaría para representar a nuestro país”, dijo la mujer de 54 años, madre de tres niños. Trump insiste que le “irá magníficamente con las mujeres”.

Acusó a Clinton de jugar la “carta de la mujer” en su intento de ser la primera comandante en jefe mujer. Ha dicho que la atacará con las antiguas infidelidades de su esposo, el expresidente Bill Clinton.

“Las mujeres quiere, sobre todo, quieren seguridad... unas fuerzas armadas fuertes, quieren fronteras seguras”, dijo Trump en entrevista reciente con AP, al presentar una estrategia centrada en la seguridad nacional.

Lee también

Comentarios

Newsletter