Lo más visto

Más de Internacionales

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Una exposición de objetos en Croacia se ha extendido hasta Los Ángeles, en Estados Unidos, reuniendo piezas simbólicas que representan las relaciones amorosas fallidas de muchos donantes, que depositan sus historias de dolor y desamor en este lugar.
Enlace copiado
Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Museo de los Corazones Rotos: el altar mundial de los desamores

Enlace copiado
“Se quedó en el patió y se oxidó y se oxidó. Se convirtió en un triste símbolo de la relación”. Así describe Amber Clisura, una artista textil y diseñadora de Los Ángeles, Estados Unidos, el final de la relación que mantuvo por varios años con su novio, narrado también el momento en que ella le devolvió el anillo que, días antes, él le había dado en señal de un futuro compromiso matrimonial.

Posterior al anillo, Amber se deshizó de un hornillo artesanal que su ahora exnovio le había dado para sus esculturas. Al verlo, llegó a considerar ponerlo a la venta. “Se me ocurrió venderlo en internet y hasta etiquetarlo en el anuncio, pero no llegué a tanto”, le narra Ambar a la agencia de noticias NBC, en una entrevista. Sin embargo, lejos de venderlo, Amber escuchó sobre un lugar donde podía dejarlo y compartir con otros su triste historia.


Este es el anillo que donó Amber al museo. (Foto: Agencias)


Amber Clisura es una de las donadoras más reconocidas del museo. (Foto: AP)

“Es tan fácil romper un corazón”, decía Miguel Mateos en su éxito de los años 90. Sin embargo, en Zagreb (Croacia) y en Los Ángeles (Estados Unidos) existe un lugar donde esa frase cobra sentido material y se transforma en una serie de objetos que narran las historias más tristes de las relaciones amorosas.

Se trata del “Museo de los Corazones Rotos”, nacido originalmente en la capital croata en 2014, y que se ha ido expandiendo hasta llegar a Los Ángeles, California, en este año 2016. La colección de objetos de ese lugar no solo es la parte material en sí misma, sino que también va acompañada de una breve descripción que da su donante al momento de entregar el objeto. Esto a manera de darle un significado al objeto que se aprecia y contar el fracaso amoroso de alguien que, también, puede ser la misma situación que enfrente algunos de los visitantes.

En exhibición en Zagreb se encuentran artefactos de relaciones fallidas, la mayoría de ellas mundanas bajo circunstancias ordinarias. Un solo zapato de tacón alto. Un sacacorchos. Un viejo muñeco de Snoopy. Pero al ser aislados en una caja de vidrio o colgados en un muro blanco y acompañados con una etiqueta informativa, los objetos se cargan de dolor o arrepentimiento. O libertad.


El vestido de novia es una de las grandes atracciones en la localidad de Los Ángeles (Foto: Cortesía)

Por su parte, en Los Angeles, se exhibe una blusa azul que una mujer vestía en una cafetería cuando su esposo le anunció que se iba. Un sobre de hojas de árbol enviadas desde Canadá a San Diego para que un distante amado pudiera experimentar el cambio de estación desde el sur de California. Un frasco de pepinillos comprado para un primer amor que, según explicó la donante, "dejó de escribirme incluso antes de que se lo pudiera entregar".

"Una mujer me recibió allá abajo, y al momento en que lo entregaba estallé en llanto", señaló Clisura, ahora riendo, sobre el momento en que decidió depositar el hornillo, el anillo y las demás cosas que su exnovio le regaló durante su relación. "Se sintió como si me quitaran un peso de encima". La representante del museo le dio un fuerte abrazo.


El sitio web oficial muestra al famoso Snooppy, otro de los objetos más buscados por quienes visitan este museo. (Foto: Cortesía)

Esa misma experiencia es la que, según Olinka Vištica y Dražen Grubišić, creadores del museo original en Zagreb, comparten varios de los “donantes” de estos lugares. “Es como si vieras una especie de terapia colectiva. La gente dice en estos días que no ama, que son fríos y que no les importan las relaciones. Pero es mentira. Simplemente guardan un dolor no procesado, una experiencia que les quebrantó demasiado”, declaró Grubišić a la NBC.


En Los Ángeles existe también un espacio para "cartas de amor" que los donantes deseen entregar para su exhibición y lectura. (Foto: Cortesía)

Más de 2.000 artículos comprenden las colecciones del museo, tanto la permanente como la que ha hecho escalas en San Francisco, Helsinki, Finlandia y Hamburgo, Alemania. Una exposición en Seúl, Corea del Sur, incluyó un Jeep donado que tuvo que ser desarmado y trasladado con una grúa. Las donaciones llegan de forma tan regular que la sede en Los Ángeles espera cambiar continuamente sus artículos para no dejar de renovar su exhibición.

Puede visitar el sitio oficial del museo en este enlace:  https://brokenships.com/


Las cartas también se exhiben en las paredes de los dos museos. (Foto: Cortesía)

Tags:

  • museo corazones rotos
  • museo relaciones rotas
  • croacia
  • estados unidos

Lee también

Comentarios