Lo más visto

Más de Internacionales

NASA descubre agua en Bennu, el asteroide que podría explicar el origen de la Tierra

Desde la semana pasada, OSIRIS-REx se encuentra orbitando alrededor del cuerpo rocoso compuesto por las mismas moléculas responsables de la vida en el planeta. 

Enlace copiado
Foto: EFE

Foto: EFE

Enlace copiado

La NASA anunció, el 3 de diciembre, que la nave OSIRIS-REx había completado la primera fase de su misión, la cual consistía en alcanzar la órbita de Bennu a unos 2,25 millones de kilómetros de la Tierra. A partir de ese minuto, el satélite se encuentra orbitando al asteroide, con el fin de estudiar cómo se desplazan los planetoides que no cuentan con una onda gravitatoria definida. 

Tras una semana de análisis, la nave espacial descubrió la presencia de agua en el asteroide, que está compuesto por las mismas moléculas que dieron origen a la vida en la Tierra. 

En un comunicado, la agencia espacial de Estados Unidos indicó que "información recientemente analizada procedente de la misión del Osiris-Rex ha revelado la presencia de agua en la arcilla que conforma su objetivo científico, el asteroide Bennu".

Según informó la NASA, este descubrimiento fue gracias a los dos espectrómetros con los que está equipada la sonda. La nave indicó la presencia de hidroxilos, moléculas que contienen átomos de oxígeno y de hidrógeno adheridos entre sí. 

Además, los investigadores a cargo de la misión creen que estos hidroxilos se encuentran en todo el planetoide, mientras que la NASA presume que su presencia sería residual. 

"Puesto que Bennu es en sí mismo demasiado pequeño para haber albergado agua, el descubrimiento indica que en algún momento se dio la presencia de este líquido en algún cuerpo paralelo, seguramente un asteroide mucho más grande", concluyó la NASA.

Durante el próximo año, la misión trabajará en localizar un lugar adecuado para aterrizar en el asteroide, para después recoger muestras que puedan ser analizadas cuando la nave vuelva a la Tierra, en 2023. 

Dante Lauretta, investigador principal de OSIRIS-REx comentó que "estamos hablando de un asteroide que nos puede revelar importante información sobre la formación temprana del sistema solar o inclusive el principio de la vida en la tierra".

Pese a eso, el experto indicó que Bennu es demasiado pequeño como para haber alojado agua. El descubrimiento hace referencia a que en algún momento hubo líquido en su cuerpo original. 


 

Tags:

  • OSIRIS-REx

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines