Lo más visto

Internacionales Lo más leído

NYT: Indocumentada trabaja para Trump por años y se harta de las ofensas de su "jefe"

La administración Trump ha exigido a los empleadores verificar la situación migratoria de su personal, pero al parecer esta regla no aplica para los Trump. 

Enlace copiado
FOTO AP

FOTO AP

Enlace copiado

Una inmigrante indocumentada de Guatemala le ha hecho la cama al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por años y, además de eso, no es la única persona "sin papeles" que Trump ha tenido trabajando para él.

The New York Times publica este jueves una extensa pieza periodística sobre Victorina Morales, quien trabajó cinco años como empleada doméstica en el el Club Nacional de Golf Trump en Bedminster, Nueva Jersey. Además de ordenarle las sábanas, Morales lavó la ropa del mandatario y le planchó sus camisas. 

La historia, publicada hoy en Estados Unidos, se convirtió en tendencia en Twitter, donde muchos reclamaron la doble moral de Trump, que ha jurado acabar la migración indocumentada pero, al mismo tiempo, se ha lucrado de la mano de obra migrante. 

Fue en 1999 cuando Victorina cruzó la frontera sur de Estados Unidos de forma irregular. La centroamericana contó a The New York Times que no es la única indocumentada que ha trabajado en el club de golf. 

Otra mujer, Sandra Díaz, confesó que estuvo un lapso sin documentos y trabajando en el exclusivo club, aunque ahora tiene estatus regular.

Al menos dos supervisores lo sabían todo, dijeron ambas.

La administración Trump ha exigido a los empleadores verificar la situación migratoria de su personal, pero al parecer esta regla no aplica para los Trump. 

Morales, de 45 años, sigue trabajando en el club. Un empleado del lugar la recoge todos los días porque, al no tener situación migratoria regular, no puede manejar hacia su trabajo. 

"Ella limpió la villa del presidente mientras él miraba la televisión cerca; se mantuvo al margen cuando se convocaron a los miembros potenciales del gabinete para entrevistas y cuando el jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, llegó a reunirse con el presidente", dice The New York Times. 

La mujer se sintió lastimada por las palabra del presidente, quien en más de una ocasión llamó "criminales" a los inmigrantes. Además, un trabajador del club criticó su inteligencia, por eso ella decidió contar su historia, dijo el periódico. 

"Estamos cansados del abuso, los insultos, la forma en que habla de nosotros cuando sabe que estamos aquí ayudándolo a ganar dinero. Nos preocupamos por todas sus necesidades y tenemos que soportar su humillación", dijo Morales a The New York Times. 

Morales, junto a un abogado, se dirigió con su verdad a The New York Times aún sabiendo que podía ser despedida o deportada, ambos escenarios por orden de Trump. 

Making President Trump’s Bed: A Housekeeper Without Papers

Tags:

  • Making President Trump’s Bed
  • The New York Times
  • Victorina Morales

Lee también

Comentarios