Netanyahu se declara vencedor

Pese a virtual empate, correlación le favorece
Enlace copiado
Celebran.  Seguidores del candidato del Likud y primer ministro israelí Benjamín Netanyahu celebran el resultado electoral.

Celebran. Seguidores del candidato del Likud y primer ministro israelí Benjamín Netanyahu celebran el resultado electoral.

Netanyahu se declara vencedor

Netanyahu se declara vencedor

Enlace copiado
El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu se declaró ayer ganador en unas elecciones muy cerradas que parecían darle la ventaja en la contienda para formar al siguiente gobierno del país. Sin embargo, el líder opositor Isaac Herzog se negó a conceder la victoria.

En un comunicado difundido en Twitter, Netanyahu dijo que “contra todo pronóstico” su partido Likud y el bando nacionalista aseguraron una “gran victoria”.

Las primeras encuestas de salida mostraban que el Likud estaba empatado con la Unión Sionista, de centro izquierda.

Pero los resultados indicaban que Netanyahu tendrá una tarea más fácil para formar una coalición mayoritaria con aliados de línea dura y religiosos.

Netanyahu dijo que comenzó a llamar a potenciales socios.

Por su parte, Herzog dijo a sus partidarios que hará “todo esfuerzo” para conformar el siguiente gobierno de coalición.

Es posible que la decisión de formar una alianza recaiga en Moshe Kahlon, el líder de un nuevo partido de centro que podría aportar el apoyo necesario para asegurar una mayoría.

Participación

La participación en las elecciones generales que se celebraron ayer en Israel ascendió al 71.8 % del electorado, el índice más alto desde 1999, informó la Comisión Electoral.

El índice es cuatro puntos superior al registrado en las elecciones celebradas en 2013, cuando se alcanzó el 67.8 por ciento.

El índice histórico de participación en Israel se sitúa en torno al 77.3 %, aunque en la última década y media había caído por debajo del 70 %.

Casi 5.9 millones de israelíes estaban llamados a las urnas en unas elecciones anticipadas de las que saldrá la vigésima legislatura del Parlamento y el trigésimo cuarto Gobierno de Israel.

El presidente del Estado de Israel, Reuven Rivlin, se mostró partidario de un gobierno de unidad nacional entre el partido derechista Likud y la coalición de centroizquierda Campo Sionista, a tenor de los resultados.

“La decisión más correcta sería un gobierno de unidad, que sería un gobierno fuerte; sin embargo, si los partidos no están interesados, no se les puede forzar a llevar a cabo esa medida”, indicaron fuentes próximas al presidente israelí citadas por el diario Ynet.

Según las fuentes, Livlin “reconoce” y “entiende” que el primer ministro israelí “tiene capacidad para formar una coalición de gobierno muy rápidamente”.

Por su parte, la agrupación radical palestina Hamás consideró que el presidente Mahmud Abás debería abandonar las negociaciones de paz con Israel tras las elecciones parlamentarias. En el último día de campaña, el jefe de gobierno declaró que si ganaba no habría un Estado palestino.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter