Lo más visto

Nicaragua convulsionada por represión de protestas al Gobierno

El país vecino amaneció ayer sin escuelas, con tres muertos y llamados a seguir las protestas contra la reforma a los servicios de salud, impuesta sin consulta por el gobierno de Daniel Ortega.
Enlace copiado
Nicaragua convulsionada por represión de protestas al Gobierno

Nicaragua convulsionada por represión de protestas al Gobierno

Enlace copiado

Al menos cuatro muertos y unos 88 heridos dejaron hasta ayer tarde los hechos de violencia registrados en las últimas horas en Nicaragua, donde la policía disolvió a balazos protestas de jóvenes contra una reforma al Seguro Social, informaron fuentes oficiales.

En Managua, donde el jueves por la noche pobladores hicieron sonar cacerolas en señal de apoyo a las protestas, grupos de vecinos salieron ayer a las calles y a céntricas rotondas para apoyar a los estudiantes que protestan desde hace tres días.

En la capital y las principales ciudades del país cientos de policías antimotines fueron desplegados para sofocar cualquier nuevo “plantón” de ciudadanos. Mientras tres universidades importantes están ocupadas por manifestantes y rodeadas por policías.

La víspera, dos jóvenes y un agente policial murieron a consecuencia de incidentes de violencia, según informó la Policía, que culpó de los hechos a “grupos de vándalos”.

Un estudiante murió tras recibir dos balazos en el cuello, en la localidad de Tipitapa, al norte de Managua; mientras que un oficial de Policía recibió un disparo de escopeta en las cercanías de la Universidad Politécnica (UPOLI), se indicó.

En la misma zona falleció un trabajador de un supermercado, según informó la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo.

Las protestas las protagonizan jóvenes y ancianos que se oponen a una reforma al sistema de pensiones, decretada por el Gobierno sin aprobación de la empresa privada, a fin de cubrir un déficit de $75 millones en el Seguro Social.

La reforma aumentará hasta en un 22.5 % las cotizaciones de más de 700,000 empleados formales y en 5 % las de los jubilados, lo que generó airadas manifestaciones de estudiantes autoconvocados, que fueron atacados por activistas afines al Gobierno.

La Secretaría General de la OEA, encabezada por el uruguayo Luis Almagro, llamó ayer “a esclarecer los crímenes” que han tenido lugar en Nicaragua.

En un breve comunicado emitido por la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington donde tiene su sede, la Secretaría General aseguró que sigue con “preocupación” los episodios de violencia de las últimas horas en el país centroamericano.

Condena “todo tipo de violencia”, incluidos los “asesinatos” de dos civiles y un subinspector de policía. “Al mismo tiempo, hace un llamado a la paz, al respeto de la institucionalidad y a esclarecer los crímenes cometidos”, señala el texto.

También la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresó ayer su “profunda preocupación” por la muerte de los tres jóvenes y llamó al Gobierno de Nicaragua a respetar el derecho de expresión y movilización.

En nota de prensa publicada en el sitio web de la entidad, la portavoz de la oficina de la ONU, Liz Throssell, instó al Estado nicaragüense a “cumplir sus obligaciones internacionales (y) garantizar que las personas puedan ejercer libremente sus derechos a la libertad de expresión y a la libertad de reunión pacífica y asociación”.

Criticó además los ataques sufridos por 10 periodistas el primer día de incidentes en Managua, el pasado miércoles, y consideró “preocupante que varios canales de televisión que estaban cubriendo los hechos hayan sido cerrados por el Gobierno”.

Aunque tres televisoras volvieron al aire el jueves, el canal 15, 100 % Noticias, sigue cerrado, de momento.

Su director general, Miguel Mora, denunció ayer que el gobierno de Ortega lo emplazó a dejar de transmitir noticias sobre la protesta a cambio de autorizar su regreso al aire, condición que el comunicador rechazó.

Lee también

Comentarios