Lo más visto

Nicaragüenses marchan en El Salvador en honor y "luto" por los más de 300 muertos en su país

Las personas que se agruparon este jueves mostraron su sentir por la ciudad de Masaya y la locación indígena de Monimbó, que se han convertido en un símbolo de la resistencia en contra del Gobierno de Daniel Ortega. 
Enlace copiado
Nicaragüenses marchan en El Salvador en honor y

Nicaragüenses marchan en El Salvador en honor y "luto" por los más de 300 muertos en su país

Enlace copiado

Algunos nicaragüenses salieron este jueves en El Salvador a marchar en honor a los más de 300 muertos debido a la crisis política y social que vive su país de origen. De esta forma demostraron su solidaridad y su rechazo a las acciones violentas que se han vivido en el vecino país por más de tres meses.  

Las personas que se agruparon este jueves mostraron su sentir por la ciudad de Masaya y la locación indígena de Monimbó, que se han convertido en un símbolo de la resistencia en contra del Gobierno de Daniel Ortega por su valor histórico para el sandinismo. La oposición prometió que en Masaya no volvería a poner un pie Ortega,  pero el oficialismo retomó el control de la ciudad el viernes pasado a punta de balas.

"¡Qué viva Monimbó!", gritaron los nicaragüenses luego de cantar su himno nacional en el Redondel Masferrer esta mañana. El movimiento #SOSNicaragua ya ha realizado otros eventos similares en El Salvador.  

 

 

 

Sandinismo celebra y los ciudadanos lloran a sus muertos

 

La revolución sandinista liderada por Ortega cumple el jueves su 39 aniversario en medio de una ola de protestas reprimidas con violencia. 

 

Ortega, que regresó al poder en 2007 después de tres derrotas electorales consecutivas, enfrenta una profunda crisis política que detonó el 18 de abril tras una fallida reforma al seguro social que tras la muerte de manifestantes derivó en la demanda de su salida anticipada del poder.


“La revolución está más viva que nunca”, dijo a The Associated Press Arelia Membreño, habitante del barrio Laureles Sur, quien afirmó que a pesar de los errores Ortega ha hecho un gobierno para los pobres. “A mí me dieron crédito, becas para una hija y la calle que antes era de tierra frente a mi casa hoy es de pavimento, por eso lo apoyo”, afirmó la comerciante de 32 años.  

 

 

Su respaldo contrasta con el rechazo a Ortega de los últimos tres meses que se ha manifestado en las calles de Nicaragua con enormes concentraciones y marchas, bloqueos viales y una gran presión interna e internacional con resoluciones como la adoptada por la Organización de Estados Americanos (OEA), que condenó al Estado por las muertes, pidió el desarme de los grupos paramilitares afines al gobierno e instó a buscar una salida pacífica.  

 

Lee también

Comentarios