Lo más visto

Internacionales Latinoamérica

Niña en Uruguay filmó su violación para que le creyeran

Niña se expuso y logró filmar el hecho para probar el delito.

Enlace copiado
Foto: Archivo El País

Foto: Archivo El País

Enlace copiado

La fiscal de Artigas, Mariela Núñez, consideró que “los niños no mienten y no inventan”, al referirse al caso de abuso sexual de una niña de 10 años por parte del papá de una amiga, que debió exponerse en reiteradas ocasiones al abuso para grabarlo, de forma de que su entorno y las autotoridades le creyeran.

El hombre de 62 años y de iniciales J.C.S.B. -sin antecedentes penales- fue procesado con prisión, imputado prima facie de reiterados delitos de atentado violento al pudor agravados, como había solicitado la fiscal de Artigas.

La Dra. Núñez, titular de la Fiscalía departamental de primer turno, emitió un comunicado en el que consideró que el caso fue “especialmente doloroso” porque la propia víctima “se sometió voluntariamente al abuso para obtener una prueba para que los adultos creyéramos en ella”.

La niña abusada debió exponerse en reiteradas ocasiones para poder grabar el delito a través de la cámara integrada de la computadora del Plan Ceibal ya que nadie creía lo que le estaba ocurriendo.

Un año de abusos

Según informó el Poder Judicial, se determinó que la niña de 10 años “concurría a jugar y escuchar música asiduamente a la casa de una amiga de la misma edad”. El comunicado explicó que el abusador aprovechaba que su mujer se encontraba trabajando y mandaba a su hija al almacén. Al quedarse solo con la pequeña, la manoseaba en su zona genital.
Los hechos ocurrieron en reiteradas ocasiones en el transcurso de un año; hasta que la propia hija del abusador, que presenció uno de esos actos, le comentó a su amiga que estaba enterada de lo sucedido.

Entre ambas, resolvieron grabarlo todo.

A raíz de la investigación subsiguiente, y con la prueba de la grabación, se detuvo al acusado. También fueron indagados la esposa y un hijo del hombre, pero quedaron en libertad tras comprobarse que no tenían conocimiento de la situación.

INAU

Las autoridades del Instituto Nacional del Niño y Adolescente del Uruguay exhortaron a los técnicos a relevar siempre todo tipo de información aportada por los niños.
Según datos facilitados a El País, de un total de 2.647 casos de violencia intrafamiliar detectados en 2016, el 20% corresponde a abusos sexuales a niños.

La directora de la división Políticas de Género del Ministerio del Interior, July Zabaleta, dijo a El País que el hecho “es fortísimo y nos dejó a todos muy consternados”. Agregó que “evidentemente algún mensaje lamentable le estamos mandando a los niños para que una chiquilina de 10 años presuma que no le vamos a creer”.

La directora indicó que en algunos casos, “hay situaciones que se naturalizan”; reiteró que “es evidente que estamos enviando un mensaje erróneo”. Al ser consultada por el tipo de pruebas que deben reunirse para constatar algún delito de este tipo, la directora puso énfasis en que es la Fiscalía General de la Nación la que debe expedirse.

El delito se castiga con pena de ocho meses de prisión a seis años de penitenciaría; en este caso, como hay agravantes debido a la edad de la niña, se castiga con penitenciaría que se ubica entre los dos y seis años.

 

 

 

Tags:

Lee también

Comentarios