Lo más visto

Nueva crisis diplomática entre España y Venezuela por Maduro

Maduro llamó a Rajoy “bandido” y le dijo que “se le romperían los dientes” si hablaba de Venezuela.
Enlace copiado
Roces.  El embajador de Venezuela en España, Mario Isea, a su llegada al Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Exteriores, donde fue convocado.

Roces. El embajador de Venezuela en España, Mario Isea, a su llegada al Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Exteriores, donde fue convocado.

Nueva crisis diplomática entre España y Venezuela por Maduro

Nueva crisis diplomática entre España y Venezuela por Maduro

Enlace copiado
Los insultos y amenazas que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dirigió el jueves a su homólogo español, Mariano Rajoy, después de que este pidió la liberación de los opositores venezolanos presos provocaron ayer una nueva crisis diplomática entre ambos países.

El Gobierno español convocó al embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, horas después de que Maduro acusó a Rajoy de “bandido” y de que le advirtió a él y a otros mandatarios internacionales de que “se le reventarán los dientes” si se meten con Venezuela y “si pretenden intervenirla”.

El secretario de Estado para Iberoamérica, Fernando García Casas, trasladó al embajador venezolano “el malestar del Gobierno español” por “el lenguaje empleado, ofensivo, inaceptable e injusto”, según informó el Ejecutivo en un comunicado.

Recalcó, además, “la necesidad de un diálogo urgente, inclusivo y efectivo en Venezuela para la solución de los problemas de los venezolanos”. “España, que quiere mantener unas relaciones de respeto con Venezuela, está dispuesta a contribuir a ese diálogo”, expresó.

Por su parte, Isea solicitó a España que “no instrumentalice a Venezuela” para sus problemas internos, en unas declaraciones realizadas a los periodistas ante el Ministerio de Exteriores.

El titular de esta área, Alfonso Dastis, pidió también al Ejecutivo de Maduro que cesen sus declaraciones contra España.

“El Gobierno de Venezuela, en lugar de hacer declaraciones de un tono o de otro, lo que tiene que hacer es trabajar seriamente por restablecer ese diálogo, por hacer avanzar la democracia en Venezuela y por mejorar la situación de los venezolanos”, dijo desde Bonn (Alemania), en el marco de la cumbre de Exteriores del G20.

Las palabras de Maduro tuvieron lugar después de que Rajoy reclamó a través de Twitter “justicia, derechos humanos y libertad para los presos políticos venezolanos” con motivo del tercer aniversario del encarcelamiento del líder opositor Leopoldo López.

“¿Mariano Rajoy va a venir a Venezuela con la visión imperial, colonial y racista que tiene de nuestros países?”, dijo el mandatario venezolano, quien poco después justificó que aludió a Rajoy solo como ejemplo y que podría haber citado a otros líderes políticos.

La jornada del jueves estuvo marcada, además, por un acto en Madrid en el que participaron dos pesos pesados de la política española, los exjefes del Gobierno Felipe González y José María Aznar, quienes se unieron en un gesto inédito para pedir la liberación de los opositores presos en Venezuela.

Esta no es la primera crisis diplomática que tiene lugar entre España y el país suramericano en los últimos años, en los que las relaciones entre ambos países sufrieron una escalada de tensión. La anterior ocurrió en mayo.

Lee también

Comentarios