ONU alerta por las ejecuciones extrajudiciales

El representante de la ONU mostró preocupación por ejecuciones extrajudiciales
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Borman Mármol Masacre jesuitas.  Al Hussein visitó la UCA y pidió justicia para la masacre de noviembre de 1989.

Foto de LA PRENSA/Borman Mármol Masacre jesuitas. Al Hussein visitó la UCA y pidió justicia para la masacre de noviembre de 1989.

Enlace copiado

Las denuncias por ejecuciones extrajudiciales perpetradas por los cuerpos de seguridad y el retorno de “escuadrones de la muerte” en El Salvador, similares a los que operaron durante la guerra civil (1980-1992), alarman al alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Raad Al Hussein, informó el organismo.

“El nivel de violencia en El Salvador permanece escandalosamente alto”, y “hay informes alarmantes de asesinatos extrajudiciales y el retorno de los escuadrones de la muerte”, dijo Al Hussein en un comunicado, en el que dio sus primeras impresiones sobre su visita al país entre el 15 y 16 de este noviembre.

Al Hussein se refiere a los informes que recibió de las organizaciones sociales sobre la situación de los derechos humanos, en los que denunciaron atropellos cometidos por los cuerpos uniformados.

Según las organizaciones sociales, estas violaciones a los derechos humanos se dan por la vigencia de una serie de “medidas extraordinarias” de seguridad lanzadas en 2016, y que incluyen el endurecimiento del régimen carcelario y un mayor despliegue militar.

“Insté al presidente a que derogue las medidas extraordinarias y garantice acceso a estos centros de detención a las organizaciones internacionales independientes, incluyendo mi oficina”, acotó.

En las conclusiones de su visita, el alto comisionado fue claro en sugerir al Gobierno que admita la magnitud del problema. “Durante mis pláticas, escuché cómo los altos niveles de violencia han afectado seriamente las vidas de las personas, y noté cómo la violencia está escalando el desplazamiento forzado dentro de El Salvador y la migración. Para poder enfrentar de forma completa este problema creciente, el Gobierno necesita reconocer que está sucediendo”, manifestó Hussein.

Pese a este panorama, aseguró que se iba “esperanzado que la resiliencia y la compasión de los salvadoreños encamine al país a una década más positiva para los derechos humanos”.

Lee también

Comentarios

Newsletter