Obama anuncia mañana plan para control de armas

Nueva York aprobó hoy las normas más duras sobre posesión de armas de fuego de Estados Unidos, centradas en la regulación de la tenencia armas de asalto y cargadores de alta capacidad.
Enlace copiado
Obama anuncia mañana plan para control de armas

Obama anuncia mañana plan para control de armas

Obama anuncia mañana plan para control de armas

Obama anuncia mañana plan para control de armas

Obama anuncia mañana plan para control de armas

Obama anuncia mañana plan para control de armas

Obama anuncia mañana plan para control de armas

Obama anuncia mañana plan para control de armas

Enlace copiado
El presidente de EUA, Barack Obama, presentará mañana un "paquete" de medidas para endurecer el control de armas, entre ellas la prohibición de las de asalto, y hasta 19 acciones que podría tomar sin el visto bueno del Congreso.
 
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, informó hoy que el mandatario comparecerá a las 16.45 GMT junto con el vicepresidente Joseph Biden, en cuyas recomendaciones se ha basado para diseñar la estrategia.
 
Obama quiere una "respuesta integral" al problema de las armas en el país, por lo que pedirá "acciones legislativas específicas" al Congreso, "incluida la prohibición de armas de asalto y una medida para prohibir los cargadores de alta capacidad", adelantó Carney.
 
Sin embargo, como adelantó el propio Obama en una conferencia de prensa el lunes, el mandatario está decidido a tomar ciertas medidas por su cuenta, a través de decretos presidenciales que no requieren el visto bueno del Congreso.
 
Las recomendaciones que le entregó Biden el lunes detallaban 19 acciones que Obama podría tomar por esa vía, según indicaron hoy varios de los congresistas que se han reunido con el vicepresidente para tratar el asunto.
 
Entre ellas está la posibilidad de hacer una investigación a nivel nacional sobre el problema, que se encargaría a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), por lo que se prevé que la salud mental sea un importante componente en la misma.
 
Otra idea es nombrar un director de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas (ATF, por su sigla en inglés), que lleva seis años sin un jefe permanente.
 
Con un Congreso dividido sobre el asunto de las armas y sometido a la influencia de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés), es previsible que Obama tenga que emplear buena parte de su capital político para sacar adelante su plan.
 
Biden reconoció el lunes ante los congresistas que por el momento no hay una estrategia clara del Gobierno para la batalla que se avecina, pero apuntó a la posibilidad de recurrir al aparato político de la campaña de reelección de Obama.
 
El presidente de la NRA, David Keene, aseguró este domingo que el grupo tiene la influencia suficiente para impedir que el Congreso apruebe la prohibición de los rifles de asalto que propugna Obama. Esa prohibición ya estuvo en vigor entre 1994 y 2004, año en el que expiró la ley firmada al respecto por el expresidente Bill Clinton, sin que hubiera intentos por renovarla.
 
La NRA insiste en la necesidad de respetar la segunda enmienda de la Constitución, que garantiza el derecho a portar armas, algo que Obama asegura que hará.
 
"Obama cree y sabe que la mayoría de los propietarios de armas son altamente responsables, que compran armas legalmente y las usan de forma segura", y que la mayoría de ellos apoyan "medidas de sentido común" para impedir el acceso a las armas de personas que no deberían tenerlo, señaló Carney. 
 
El estado de Nueva York aprobó hoy las normas más duras sobre posesión de armas de fuego de EUA, centradas en la regulación de la tenencia armas de asalto y cargadores de alta capacidad, en respuesta a la matanza en una escuela primaria de Newtown (Connecticut) en diciembre pasado.
 
La Cámara estatal respaldó hoy por 104 votos a 43 una medida que había sido aprobada a última hora de la noche del lunes por el Senado neoyorquino por 43 votos frente a 18.
 
Estas medidas fueron promovidas por el gobernador estatal, el demócrata Andrew Cuomo, en respuesta a la matanza de Newtown, lo que convierte a Nueva York en el primer estado del país en aprobar leyes más estrictas tras esa tragedia.
 
Cuomo firmó inmediatamente después la entrada en vigor de la medida, en un acto en el que se felicitó del resultado e intentó tranquilizar a los dueños legales de armas de fuego.
 
Las medidas incluyen extender la definición de armas de asalto prohibidas, de forma que se prohíben las pistolas semiautomáticas y los rifles con cargadores separados, así como las escopetas semiautomáticas, siempre que tengan alguna característica técnica militar (como los sistemas para impedir los destellos de los disparos o la empuñadura antideslizante).
 
Los habitantes del estado que ya posean legalmente armas de estas características podrán mantenerlas, pero deberán registrarse obligatoriamente ante las autoridades. Otra medida importante es la prohibición de todos los cargadores con capacidad para más de siete balas.
 
También se obliga a verificar los antecedentes penales de los compradores en todas las ventas de armas, incluyendo las que tienen lugar entre particulares, y se endurecen las penas para quienes trafiquen ilegalmente con armas o cometan delitos con armas de fuego.
 
La NRA criticó hoy que Cuomo empleara un procedimiento de urgencia para sacar adelante estas medidas, sin apenas dar tiempo a los legisladores a estudiarlas.
 
Analistas locales han señalado que la rapidez de la respuesta neoyorquina al tiroteo de Newtown puede ayudarle a Cuomo ganar relevancia nacional en caso de que se decida a optar a la Presidencia de Estados Unidos en las elecciones de 2016.
 
Responsables de otros estados del noreste de EUA, como el propio Connecticut, Maryland y Delaware, también han avanzado su intención de poner límites a la posesión de armas de asalto y de cargadores de alta capacidad.

Tags:

  • Armas
  • Estados unidos
  • Nueva York
  • Newtown

Lee también

Comentarios

Newsletter