Obama en Cuba: Congreso debe acabar el embargo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, realizó hoy un discurso sin precedentes en el Teatro Alicia Alonso de La Habana, en el cual pidió, ante la plana mayor del gobierno cubano, el fin del embargo o bloqueo económico y llamó a respetar la libertad de expresión en la isla.
Enlace copiado
Obama en Cuba: Congreso debe acabar el embargo

Obama en Cuba: Congreso debe acabar el embargo

Enlace copiado
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, concretó hoy otro evento histórico en su visita a suelo cubano, cuando pidió ante la alta dirigencia del gobierno de Cuba que el embargo o bloqueo económico sea eliminado y llamó a las autoridades de la isla a respetar la libertad de expresión.

La escena era inconcebible. El presidente Obama sólo en un podio del monumental Teatro Alicia Alonso, ante una sala repleta, en su mayoría de personal del gobierno cubano, incluyendo su presidente Rául Castro.

Allí, el mandatario estadounidense hizo gala de sus dotes de orador y dijo que “he venido aquí para sepultar el último vestigio de la guerra fría en las Américas”.

“A veces los cambios más importantes comienzan en pequeños lugares… Ha llegado el momento de mirar hacia el futuro”, indicó el dirigente, quien se dirigió al Congreso para que tome acción sobre el embargo o bloqueo.

“He llamado al Congreso para que elimine el embargo… Es una carga de antaño sobre el pueblo cubano”, indicó. “Aunque levantemos el embargo, los cubanos no podrán darse cuenta de su potencial sin cambio continuo aquí en Cuba”, añadió.

Fue entonces que vino el reclamo democrático de parte del presidente.

“Debe haber internet libre en toda la isla… Yo creo que los ciudadanos deben ser libres de hablar sobre lo que piensan sin temor alguno. Y sí, creo que los votantes deben elegir sus gobernantes en elecciones libres y democráticas”, sostuvo con contundencia y recibió fuertes aplausos de la audiencia.

Obama piropeó al pueblo al señalar que “creo en el pueblo cubano. El cubano inventa en el aire”.
Apeló a mirar hacia delante con su famoso lema “sí, se puede” y dijo que las relaciones entre ambos países tienen gran futuro porque “todos somos americanos”.

Al finalizar el discurso, el presidente Castro se levantó aplaudiendo a su homólogo estadounidense, con quien ha entablado una relación que ha llevado las relaciones de estos dos países a puntos impensados.

Lee también

Comentarios

Newsletter