Lo más visto

Más de Internacionales

Obama enjuicia a terroristas en las cortes

La esperada instrucción de cargos el martes del líder de al-Qaida Abu Anas al-Libi es el ejemplo más reciente de la política de Obama. Al-Libi fue capturado el 5 de octubre en una operación militar estadounidense en Libia y había sido interrogado a bordo de un buque de la armada estadounidense.
Enlace copiado
Enlace copiado
Cuatro años después de sus fallidas gestiones para enjuiciar en Nueva York al autor intelectual de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001, el presidente Barack Obama ha reinstituido los tribunales federales como el mejor lugar para enjuiciar a acusados de terrorismo.

Su gobierno lo ha conseguido asegurando calladamente condena tras condena en el sistema judicial civil. Mientras tanto, en la base naval de Guantánamo, el caso contra autor intelectual confeso de los ataques del 11 de septiembre, Jalid Sheij Mohammed, se mueve a paso de tortuga.

La esperada instrucción de cargos el martes del líder de al-Qaida Abu Anas al-Libi es el ejemplo más reciente de la política de Obama. Al-Libi fue capturado el 5 de octubre en una operación militar estadounidense en Libia y había sido interrogado a bordo de un buque de la armada estadounidense.

El gobierno de Obama dice que considera todas las opciones para enjuiciar a terroristas, analizando los pro y contra de procesos militares o civiles para cada caso. Pero Guantánamo, la base naval símbolo de los métodos estadounidenses de interrogatorio y juicio a acusados de terrorismo tras el 2001, se ha convertido en una ciénaga legal.

En el pobre historial de la comisión militar son más las causas cerradas que las ganadas. Mientras que el Departamento de Justicia dice que más de 125 personas han sido condenadas por terrorismo en cortes federales desde el 2009, ni una sola comisión militar ha concluido en ese período. De los pocos procesos militares completados durante la presidencia de George W. Bush, la mayoría resultaron en sentencias cortas o han sido anulados.

"No hay comparación en lo que se refiere a la tasa de éxitos", dijo David Raskin, el ex fiscal de seguridad nacional de más rango en la fiscalía del distrito de Manhattan.

"Ni siquiera entre victorias y derrotas, simplemente en casos completados. No hay comparación". La parte política está resultando también en favor de Obama. Cuando el secretario de Justicia Eric Holder anunció en el 2009 que Mohammed sería enjuiciado en Manhattan, los dos partidos clamaron su oposición.

Algunos dijeron temer que un juicio de terrorismo de ese calibre pusiese en peligro la ciudad. Otros que un tribunal civil, con los derechos que tienen los acusados allí, no era el lugar apropiado para enjuiciar a terroristas. Obama, que llegó al puesto prometiendo cerrar Guantánamo y enjuiciar a los terroristas en cortes federales, tuvo que ceder bajo presiones y devolvió el caso a Guantánamo.

Pero desde entonces, no ha cambiado mucho en la base naval. Mohamed es uno de 164 hombres ahí prisioneros y uno de seis en juicio. Esos procesos se han estancado mayormente a causa de cuestionamientos legales a la propia comisión. En tribunales federales, en contraste, el gobierno de Obama está procesando rápidamente las causas por terrorismo y condenando a muchos terroristas a prisión perpetua.

Tags:

  • barack obama
  • estados unidos
  • terrorismo

Lee también

Comentarios