Obama inicia gira de una semana por Vietnam y Japón

Obama buscará apoyo para el acuerdo comercial transpacífico entre 12 naciones y que incluye a Estados Unidos, Vietnam y Japón.
Enlace copiado
Hacia Vietnam.  El presidente camina hacia el avión presidencial Air Force One que le llevará a Vietnam y Japón.

Hacia Vietnam. El presidente camina hacia el avión presidencial Air Force One que le llevará a Vietnam y Japón.

Obama inicia gira de una semana por Vietnam y Japón

Obama inicia gira de una semana por Vietnam y Japón

Enlace copiado
El presidente Barack Obama inició ayer un viaje de 25,000 kilómetros por Asia, en un esfuerzo por poner más atención a la región e impulsar la coope-ración y seguridad económica. El mandatario estadounidense pasará tres días en Vietnam, donde se reunirá con líderes en Hanoi y Ciudad Ho Chi Minh (antes Saigón), dará un discurso sobre las relaciones entre ambos países, visitará tesoros culturales y se reunirá con líderes de la sociedad civil y empresarios.

De Vietnam irá a Japón, para estar en una cumbre de los líderes del Grupo de los Siete y realizar una visita histórica a Hiroshima.

En el camino, Obama buscará apoyo para el acuerdo comercial transpacífico entre 12 naciones y que incluye a Estados Unidos, Vietnam y Japón.

El tratado enfrenta una fuerte oposición por parte de los aspirantes presidenciales 2016 y otros que creen que el pacto no hace suficiente para proteger a los empleados estadounidenses de la competencia injusta.

Un tema contencioso en Vietnam es el de los derechos humanos. Cinco senadores republicanos enviaron una carta al presidente el viernes, en la cual dicen que el país del sudeste asiático tiene “uno de los regímenes más represivos del mundo”. Exhortan a Obama a que presione a las autoridades para que respeten los derechos de religión, expresión y otros. Los firmantes son los senadores Marco Rubio, de Florida; John Boozman, de Arkansas; John Cornyn, de Texas; James Lankford, de Oklahoma, y Bill Cassidy, de Louisiana.

En Hirohima

Obama será el primer inquilino de la Casa Blanca que visita una de las dos ciudades niponas atacadas con bombas atómicas por Estados Unidos en 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial, por lo que el viaje a Hiroshima es la parte de la gira que despierta más atención.

Al anunciar la visita de Obama a Hiroshima, que tendrá lugar el 27 de mayo, la Casa Blanca ya dejó claro que el objetivo del presidente no es pedir perdón a Japón ni revisar la decisión de usar la bomba atómica que EUA tomó en su día.

Esta semana varios altos funcionarios quisieron insistir en ese mismo mensaje.

El secretario de Estado adjunto para el Pacífico y el Este Asiático, Daniel Russel, explicó en una rueda de prensa que Obama dijo en 2009 que sería “un honor” para él convertirse en el primer presidente de EUA en visitar Hiroshima, donde pretende hablar de “la construcción de un futuro mejor”.

En la misma línea, el asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes, argumentó en una conferencia telefónica con periodistas que EUA, como “la única” nación que ha usado la bomba atómica, tiene “la responsabilidad moral” de trabajar “hacia la meta de un mundo sin armas nucleares”.

Con la visita a Hiroshima, Obama espera “poner de relieve una vez más que es imperativo que el mundo busque una reducción y definitiva eliminación de los riesgos de las armas nucleares”, anotó Rhodes.

Por otro lado, en el Parque de la Paz de Hiroshima, dedicado a las víctimas de la bomba atómica, Obama expresará “su profundo respeto” por todos los que perdieron la vida en ese ataque, pero también reflexionará sobre “el terrible coste de la guerra”, en palabras de Russel.

Lee también

Comentarios

Newsletter