Oposición rechaza decreto de emergencia en Venezuela

Mayoría opositora en Asamblea Nacional asegura que el gobernante busca poderes más allá de los que otorga la Constitución.
Enlace copiado
Mediadores.   El expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero (izq.) y el expresidente de Panamá Martín Torrijos llegaron a Venezuela para intentar mediar entre oposición y el gobierno de Nicolás Maduro.

Mediadores. El expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero (izq.) y el expresidente de Panamá Martín Torrijos llegaron a Venezuela para intentar mediar entre oposición y el gobierno de Nicolás Maduro.

Oposición rechaza decreto de emergencia en Venezuela

Oposición rechaza decreto de emergencia en Venezuela

Enlace copiado
La mayoría opositora en la Asamblea Nacional venezolana rechazó ayer el decreto de estado de excepción y emergencia económica dictado por el presidente Nicolás Maduro, quien volvió a cuestionar la “vigencia política” de ese cuerpo legislativo.

La bancada opositora votó en contra del decreto al considerar que la orden presidencial “desaplica” la Constitución, pues otorga a Maduro poderes por encima de la Carta Magna.

La mayoría aprobó una moción propuesta por el diputado opositor Enrique Márquez, quien denunció el “desmantelamiento progresivo de la Constitución” por parte de Maduro.

Márquez definió al decreto como un “avance totalitario” que no resuelve los problemas de desabastecimiento de bienes de consumo e inflación galopante. “Es una habilitación escondida, muy peligrosa” que permite a Maduro “hacer lo que le dé la gana”, afirmó.

La declaración advierte que la medida declara un estado de excepción “genérico” que suspende arbitrariamente preceptos constitucionales, pues plantea la anulación de la facultad de la Asamblea Nacional de aplicar mociones de censura contra ministros del gabinete presidencial.

“Este decreto está para derribar la Constitución, no para protegerla”, resumió la moción.

El presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, afirmó que el Gobierno “no se resigna a que perdió este poder (Asamblea) y en vez de respetarlo se refugia en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)”.

El TSJ ha declarado la vigencia del estado de excepción en dos oportunidades este año y se espera un pronunciamiento similar en la prolongación del decreto.

Por otra parte, Maduro volvió a cuestionar ayer al poder legislativo al afirmar en una rueda de prensa que la “Asamblea Nacional perdió vigencia política”.

El principal grupo empresarial de Venezuela, Fedecámaras, afirmó que el nuevo “decreto de excepción y emergencia económica” intenta “legitimar” y “legalizar” una “intervención de la producción, la distribución y la comercialización de bienes”.

“Este nuevo decreto intenta legitimar y legalizar una intervención de la producción, la distribución y la comercialización de bienes”, dijo Fedecámaras.

Lee también

Comentarios

Newsletter