Lo más visto

Más de Internacionales

Oposición rechaza el triunfo electoral de Ortega y Murillo

Estados Unidos lamentó los “fallos” y que no se haya invitado a observadores independientes.
Enlace copiado
Reelección.  El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, llega para una rueda de prensa durante las elecciones generales, en Managua.

Reelección. El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, llega para una rueda de prensa durante las elecciones generales, en Managua.

Oposición rechaza el triunfo electoral de Ortega y Murillo

Oposición rechaza el triunfo electoral de Ortega y Murillo

Enlace copiado
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, fue reelegido el domingo por tercer vez consecutiva con una amplia ventaja en unas elecciones sin observación internacional y cuyos resultados no serán reconocidos por el principal bloque opositor, que no participó en el proceso.

El líder sandinista, que el próximo viernes cumplirá 71 años, es el ganador, esta vez junto a su influyente esposa, Rosario Murillo como vicepresidenta, en unos comicios en los que, según los primeros datos oficiales, la participación alcanzó el 65.3 %, muy por encima al menos de 30 % calculado por la oposición.

Previo a la lectura de los primeros resultados provisionales, líderes del Frente Amplio Democrático (FAD), la principal coalición opositora de Nicaragua, declararon que no reconocerán los resultados de esta “farsa electoral y fraude constitucional”.

El principal bloque nicaragüense para estas elecciones era la Coalición Nacional por la Democracia, que tras fallos de los poderes Electoral y Judicial que devinieron en su anulación se dividió en el FAD y Ciudadanos por la Libertad.

Preocupación en Estados Unidos

Estados Unidos se mostró ayer “profundamente preocupado” porque los “fallos” del proceso electoral en Nicaragua “imposibilitaron unas elecciones libres y justas”.

“Antes de las elecciones, el Gobierno de Nicaragua dejó fuera a candidatos opositores a la Presidencia, limitó la observación nacional en los centros de votación y el acceso a las credenciales de voto, y tomó otras medidas para negar espacio democrático en el proceso”, indicó ayer el portavoz adjunto del Departamento de Estado Mark Toner en un comunicado.

“La decisión del Gobierno de Nicaragua de no invitar a observadores electorales internacionales e independientes degradó aún más la legitimidad de las elecciones”, agregó.

El nuevo mandato de Ortega estará acompañado por la mayoría en la Asamblea Nacional.

El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) mantendrá el control en la Asamblea Nacional de Nicaragua, según el último informe de las autoridades electorales.

Escrutado el 99.75 % de las juntas receptoras de Votos, el FSLN obtuvo el 66.8 % de los sufragios para diputados nacionales, el 65.7 % para diputados departamentales y 68.6 % para el Parlamento Centroamericano.

El FSLN obtendría de 68 a 70 diputados, de un total de 90, suficientes para reformar la Constitución sin la necesidad de aliados.

Lee también

Comentarios