Lo más visto

Pakistán: víctimas del sismo siguen esperado ayuda

Las autoridades informaron que el sismo de magnitud 7,7 que sacudió el martes la provincia sudoccidental de Baluchistán ha dejado hasta ahora 359 muertos y 765 heridos.
Enlace copiado
Enlace copiado
La vital ayuda destinada a una zona remota de Pakistán sacudida por un sismo comenzó a llegar el viernes lentamente a los afectados mientras los insurgentes atacaban por tercer día consecutivo a los elementos de las fuerzas militares que la distribuyen.

Las autoridades informaron que el sismo de magnitud 7,7 que sacudió el martes la provincia sudoccidental de Baluchistán ha dejado hasta ahora 359 muertos y 765 heridos. La provincia, la más pobre de Pakistán, es además una zona conflictiva en la que los separatistas y las fuerzas del gobierno luchan desde hace años.

En Dalbadi, donde casi quedó destruida por completo la aldea de 350 casas, los residentes dijeron que solamente había llegado la ayuda privada hasta el viernes.

"Nadie del gobierno ni de la administración del distrito ni representantes de la asamblea vinieron a ayudarnos o por lo menos visitarnos", dijo Mansoor Ahmed, que acudió desde la ciudad oriental de Lahore para ayudar a su familia.

Hasta ahora, agregó, sólo ha llegado un camión con suministros de familiares en la ciudad portuaria de Karachi. Los grupos de ayuda enviaron igualmente material de socorro a la zona afectada. Aunque varios médicos llegaron a principios de semana, ante la carestía de medicamentos apenas pudieron hacer otra cosa que consolar a las víctimas.

Jameel Ahmed Qambrani, que en el sismo perdió a seis familiares, incluyendo su hija, contó la tragedia después que su casa de desmoronó parcialmente.

"Fue un infierno en nuestras casas. Los niños quedaron enterrados bajo los techos", indicó, agregando que necesitó siete horas para recuperar el cadáver de su hija de entre los escombros.
Los residentes dijeron que el sismo ocurrió durante las pocas horas del día en las que el pueblo tiene electricidad, por lo que muchos niños se encontraban en sus casas viendo televisión. La mayor parte de las víctimas del sismo murió aplastada al desplomarse los muros de barro cocido de sus viviendas.

Las malas carreteras y falta de infraestructura dificultaron las labores de socorro, y las operaciones de ayuda han quedado afectadas por el conflicto entre el ejército y los secesionistas, que buscan un Estado independiente para el pueblo baluchi.

Los militares han transportado ayuda por helicóptero a la región y evacuado a los heridos, aunque su creciente presencia es una zona especialmente polémica y que es el epicentro del sismo —el distrito de Awaran— reanudó los enfrentamientos.

Un militar paquistaní dijo que el viernes los insurgentes dispararon contra un helicóptero gubernamental por segunda vez en dos días, y unidades de infantería fueron igualmente atacadas.

El militar, que habló a condición del anonimato por no estar autorizado a dialogar con los medios, dijo que el helicóptero llevaba pertrechos de socorro. No hubo heridos en ninguno de los incidentes.

Grupos como la Media Luna Roja de Pakistán y el grupo islamista Jamaat-ud-Dawa aportaron ayuda a los residentes en el distrito afectado.

Tags:

  • pakistan
  • terremoto

Lee también

Comentarios