Papa concluye actividades públicas del domingo

El papa Francisco llegó al hospital pediátrico "Federico Gómez", en Ciudad de México, donde dio un mensaje a los niños y sus padres después de un breve recorrido en papamóvil en el que pasó por el Ángel de la Independencia, el monumento que simboliza la soberanía nacional.
Enlace copiado
Papa concluye actividades públicas del domingo

Papa concluye actividades públicas del domingo

Enlace copiado
El papa Francisco llegó a la Nunciatura después de una jornada menos intensa que las anteriores y en la que se le vio mucho más descansado y relajado, sobre todo cuando estuvo con los niños del hospital. El pontífice hizo este último trayecto en un vehículo cerrado, no en el papamóvil, y como viene siendo habitual ya desde el principio de la visita, antes de retirarse dedicó varios minutos a saludar a muchos de los congregados en la Nunciatura y que le entregaban flores, libros y otros regalos.

"Por favor, les pido que no se olviden de rezar por mí", dijo en una brevísima alocución que cerró bendiciendo a los presentes. Los fieles permanecieron todavía cuando Francisco se retiró con la esperanza de que volviera a salir como lo ha hecho en los días anteriores.

También el papa Francisco tuvo su particular San Valentín, día del amor y la amistad en México. Una niña del hospital pediátrico que visitó el domingo por la tarde le entregó una tarjeta con un corazón. "¿La hiciste vos?", le preguntó el pontífice. La pequeña, en silla de ruedas, asintió. "Gracias", contestó Francisco. Otra paciente le dedicó una delicadísima interpretación del Ave Maria, tras la cual el papa, visiblemente conmovido, le dio un beso y la bendijo.

El papa fue saludando a los niños de beso o con una caricia en sus cabezas a los más mayores, o parándose a hablar con ellos. Algunos llevaban mascarillas, otros posaban para hacerse un autoretrato con el pontífice, que accedía a todas las peticiones.

En su mensaje a los pequeños y después de agradecer el trabajo que hacen en el hospital, subrayó la importancia de la "cariñoterapia" junto con las medicinas para sanar a los niños. Es "tan importante la cariñoterapia, tan importante... A veces una caricia ayuda tanto a recuperarse", dijo. La mayor parte de su visita al hospital el domingo por la tarde fue televisada pero también tenía previsto entrar a una zona privada de niños más enfermos para estar con ellos en la intimidad.


Tags:

  • papa francisco
  • méxico

Lee también

Comentarios

Newsletter