Lo más visto

Más de Internacionales

Papa exige ayudas concretas para la hambruna en Sudán del Sur

El papa Francisco pidió que no se quede en meras declaraciones el interés por la hambruna en esa parte de África.
Enlace copiado
Llamado.  El papa Francisco llamó ayer a la comunidad internacional a pasar de las palabras a la ayuda concreta para Sudán del Sur.

Llamado. El papa Francisco llamó ayer a la comunidad internacional a pasar de las palabras a la ayuda concreta para Sudán del Sur.

Papa exige ayudas concretas para la hambruna en Sudán del Sur

Papa exige ayudas concretas para la hambruna en Sudán del Sur

Enlace copiado
El papa Francisco considera que es más necesario que nunca proporcionar ayudas concretas a la población afectada por la hambruna que azota Sudán del Sur, en lugar de “quedarse solo en declaraciones”, dijo ayer en la Audiencia General en Roma.

“A un conflicto fratricida se une una grave crisis alimentaria que afecta a la región del Cuerno de África y que condena a la muerte por hambre a millones de personas; entre ellas, a muchos niños”, dijo ayer el sumo pontífice.

Naciones Unidas declaró el lunes la emergencia por hambruna en varias partes del país, y alertó de que cerca de 100,000 personas corren grave riesgo de morir por esta causa.

Además, indicó que en todo el país alrededor de 1 millón de ciudadanos están al borde de la hambruna.

El paupérrimo país se independizó en 2011.

A raíz de una lucha de poder entre el presidente y el vicepresidente, estallaron los sangrientos enfrentamientos en 2013 y desde entonces han muerto decenas de miles de personas.

Al menos 3.4 millones de ciudadanos fueron expulsados de sus hogares en esta zona y unos 1.5 millones más de ellos huyeron al extranjero porque no soportaron las condiciones en su lugar de origen, según la ONU.

Un total de 20 millones de personas pasan hambre en Sudán del Sur, Nigeria, Somalia y Yemen, y la ONU necesita $4,400 millones antes del fin de marzo para prevenir “una catástrofe”, afirmó ayer el secretario general.

Apenas $90 millones han sido recaudados hasta ahora.

El mundo “enfrenta una tragedia” y “debe evitar que se convierta en una catástrofe”, enfatizó Antonio Guterres, secretario general de la ONU y quien le dio mayor resonancia a los temores que ya habían sido expresados por otros funcionarios de la organización.

Lee también

Comentarios