Lo más visto

Más de Internacionales

Para el GOES, la crisis en Venezuela es tema “interno”

El canciller salvadoreño se mostró en contra de que “un asunto interno” de Venezuela esté al centro del ente hemisférico y dijo que Almagro no tiene “solvencia moral” para liderar las conversaciones sobre el país suramericano.
Enlace copiado
Posición.  El Salvador ha sido enfático en que la oposición y el Gobierno de Venezuela resuelvan sus diferencias y retomen la ruta del diálogo.

Posición. El Salvador ha sido enfático en que la oposición y el Gobierno de Venezuela resuelvan sus diferencias y retomen la ruta del diálogo.

Riesgo.  La embajadora  Jean Manes advirtió  que el  voto de El Salvador a favor de  Venezuela ya está generando problemas en Washington, en momento en que se prepara el presupuesto 2018. ARENA dijo que estas acciones del Gobierno ponen  en riesgo al país.

Riesgo. La embajadora Jean Manes advirtió que el voto de El Salvador a favor de Venezuela ya está generando problemas en Washington, en momento en que se prepara el presupuesto 2018. ARENA dijo que estas acciones del Gobierno ponen en riesgo al país.

Para el GOES, la crisis en Venezuela es tema “interno”

Para el GOES, la crisis en Venezuela es tema “interno”

Enlace copiado
El canciller de la república, Hugo Martínez, señaló ayer que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, no tiene “solvencia moral” para discutir la profunda crisis que castiga a Venezuela porque ha tomado un bando en la batalla. Además, reclamó que “un asunto interno” esté en el seno del ente hemisférico que, a su criterio, debería de servir como un “mediador”.

Este martes, el Consejo Permanente de la OEA se reunió a petición de 18 países para evaluar la crisis en Venezuela. El Salvador –al igual que otras 10 naciones– mostró su respaldo al gobierno de Nicolás Maduro, primero negándose a abrir la orden del día y luego rechazando un informe de Almagro.

Sin embargo, 20 países se mostraron positivos.

Martínez aseguró ayer en el programa “A primera hora”, de Radio 102Nueve, que “el secretario general ha cometido un error; la función del secretario debe de ser mediar, no tomar partido”.

Almagro ha mostrado abiertamente su apoyo a la oposición venezolana, ganándose así insultos de parte de la canciller Delcy Rodríguez, que lo ha tachado de “mentiroso” y “traidor”.

El canciller reiteró que la posición de El Salvador frente a la pugna es de “diálogo”. Puso de ejemplo la salida del conflicto armado alcanzada hace 25 años, después de más de una década de balas.

Recomendó a Almagro de que la OEA lo que debería hacer es abogar para que este diálogo continúe, porque esa es la única forma de salir de la aguda crisis que azota al país.

Para Martínez, la “mediación” de la OEA estuvo condenada desde el momento en el que Almagro tomó un lado definido en la pugna.

El secretario escribió hace días una extensa carta en la que recomienda convocar a elecciones generales para que sea la gente la que decida si continúa con el chavismo o si se avoca por un cambio de mando.

El gobierno de Maduro ha puesto incesantes trabas para llamar a elecciones.

Además, el secretario también pidió la liberación de todos los presos políticos, y que el régimen tome medidas urgentes para palear la escasez de alimentos y de servicios de salud.

También recomendó la activación de la Carta Democrática Interamericana, postura que reafirmó ayer luego de conocerse que el Tribunal Supremo de Justicia –controlado por el oficialismo– dictaminó hacerse con todos los poderes de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Para Almagro, esta decisión es un “auto golpe” y convocó a otra reunión de emergencia en el Consejo Permanente, con sede en Estados Unidos.

En consonancia al comunicado emitido por Casa Presidencial luego de la sesión del martes, Martínez recordó ayer que El Salvador considera que Venezuela debe de seguir dialogando.

No obstante, la oposición se levantó molesta de la mesa de negociaciones hace semanas alegando que Maduro no cumplió con ciertas condiciones acordadas al inicio de las conversaciones. Esas condiciones convergen con las recomendaciones que dio Almagro en su informe del país.

Más allá de eso, la dirigencia de la Iglesia católica dijo en el pasado que Maduro se había burlado del acompañamiento de la Santa Sede.

El ministro de Exteriores salvadoreño opinó que se podría apoyar este proceso de diálogo con alguna comitiva de cancilleres que goce de “la mínima confianza” de ambas partes. “Depende de lo que se quiere. Si lo que se quiere es una explosión militar, o si lo que se quiere es una salida negociada. Si la OEA lidera un grupo que tenga solo la bendición de un grupo, está condenado a fracasar”, auguró.

“No somos perros”

Martínez no es el único miembro del FMLN que defendió ayer al régimen de Maduro. El diputado Blandino Nerio, uno de los legisladores con más peso dentro del partido y miembro del Consejo Nacional, dijo: “Nosotros no somos perros falderos de nadie ni andamos moviendo la cola por un par de billetes”, en referencia al senador Marco Rubio, quien dijo que la ayuda a El Salvador, Haití y República Dominicana estaba en peligro por no apoyar la democracia en la OEA.

Para Nerio, Rubio es “insolente”, y agregó que las relaciones entre ambos países “no se mueven solo por el capricho de un legislador”. No obstante, la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, dijo hace unos días que los senadores definen el presupuesto federal.

Manes agregó que es fundamental que El Salvador dé señales claras en todos los sentidos.

Rubio, de hecho, es parte de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, la cual define los fondos para cooperación internacional, como el FOMILENIO II o la Alianza para la Prosperidad.

“Estamos viviendo en un ambiente muy difícil en Washington, donde se están considerando recortes masivos a la ayuda en el extranjero y para nosotros va a ser bien difícil justificar la ayuda a estos países si ellos, al final del día, son países que no cooperan con la defensa de la democracia en la región”, aseguró Rubio a El Nuevo Herald.

El senador hablaba de los recortes del 28 % al presupuesto propuestos por el presidente Donald Trump.

El representante de El Salvador ante la OEA, Carlos Calles, no hizo caso de esta “realidad” a la que hizo referencia el senador Rubio y mantuvo el respaldo del país a Venezuela.

Lee también

Comentarios