Lo más visto

Más de Internacionales

Pide ir con los pobresFrancisco lava pies a los reos

Es el primer papa que oficia una misa de Jueves Santo en una cárcel. Pide salir a la “periferia”, donde hay sufrimiento y sangre derramada.
Enlace copiado
Pide ir con los pobresFrancisco lava pies a los reos

Pide ir con los pobresFrancisco lava pies a los reos

Enlace copiado
Francisco ofició en la cárcel romana de menores de Casal del Marmo la misa de la cena del Señor del Jueves Santo, durante la cual lavó los pies a 12 jóvenes allí recluidos, entre ellos dos muchachas, una católica y otra musulmana, imitando lo hecho por Jesús con los apóstoles.

“Esto es lo que Jesús nos enseña y esto es lo que yo hago. Es mi deber, me sale del corazón y amo hacerlo”, dijo el papa Bergoglio cuando se disponía a lavar los pies.

El pontífice aseguró que el lavatorio de los pies “es una caricia de Jesús”, y subrayó: “Entre nosotros quien está más alto debe estar al servicio de los otros y eso es lo que hago yo lavando los pies, un deber como sacerdote”.

El obispo de Roma lavó los pies arrodillado, después los secó y los besó. Durante el intercambio de la paz, besó a los 12 jóvenes y dio personalmente la comunión.

Francisco dijo sentirse “feliz” entre los muchachos y aseguró que “las cosas del corazón son así” y, dirigiéndose directamente a ellos, les manifestó: “No dejaros robar la esperanza, siempre con la esperanza por delante, ¿entendido?”

Esta ha sido la primera vez que un papa oficia la misa del Jueves Santo en una cárcel y no en la Basílica de San Juan de Letrán, que es la catedral de Roma y la que le pertenece como obispo.

Visto que Francisco, elegido papa el 13 de marzo, todavía no ha tomado posesión de San Juan de Letrán, lo hará el 7 de abril, en un principio el Vaticano anunció que celebraría los oficios del Jueves Santo en la Basílica de San Pedro. Pero el papa Bergoglio ha preferido hacerlo en este reformatorio de menores, que ya visitó en 1980 Juan Pablo II y en 2007 Benedicto XVI, en el que se encuentran recluidos 46 jóvenes, de ellos 35 varones y 11 mujeres de entre 14 y 21 años.

Ir con los pobres

Francisco también abrió ayer el Triduo Pascual, el primero de su pontificado, con la misa crismal, en cuya homilía dijo que el sacerdote no puede ser un gestor, tiene que salir a la “periferia”, donde hay sufrimiento, sangre derramada, ceguera que desea ver, “donde hay cautivos de tantos malos patrones”.

“No es en autoexperiencias ni en introspecciones reiteradas donde vamos a encontrar al Señor. Los cursos de autoayuda en la vida pueden ser útiles, pero vivir pasando de uno a otro lleva a minimizar el poder de la gracia que se activa y crece en la medida en que salimos con fe a dar el evangelio a los demás, a dar la poca unción que tengamos a los que no tienen nada de nada”, afirmó.

La misa crismal marca el comienzo del Triduo Pascual, centro y culmen del año litúrgico, y se celebra el Jueves Santo, día en que se conmemora la institución de los sacramentos de la eucaristía y del orden sacerdotal por Jesucristo durante la última cena, según la tradición cristiana. El papa Bergoglio dijo que el sacerdote que sale poco de sí, que unge poco a sus fieles, “se pierde lo mejor del pueblo, eso que es capaz de activar lo más hondo de su corazón presbiteral”.

Tags:

  • papa Francisco
  • presos
  • carcel
  • lavar los pies
  • comunion
  • sacerdotes
  • periferia

Lee también

Comentarios