Lo más visto

Pilotos de avión se niegan a llevar a cabo deportación de indocumentados

Más de 222 vuelos han tenido que ser cancelados ya que los pilotos no quieren ser parte de estas controvertidas operaciones
Enlace copiado
Pilotos alemanes se niegan a participar de la deportaciones de inmigrantes y refugiados.

Pilotos alemanes se niegan a participar de la deportaciones de inmigrantes y refugiados.

Enlace copiado

Muchos pilotos en Alemania se están negando participar en las deportaciones de cientos de inmigrantes indocumentados reportaron hoy medios locales alemanes.

Según el gobierno tuvo que cancelar 222 vuelos con inmigrantes indocumentados que tenían como destino final Afganistán, luego que los pilotos se negaran a ser parte de la operación que tenía como objetivo expulsar de Alemania a cientos de refugiados de esta nación árabe.

Los reportes que llegaron después de una petición del partido de izquierda alemana que confirmó que 85 de las cancelaciones de los vuelos de deportación se dieron entre enero y septiembre de 2017 por parte de pilotos de la aerolínea Lufthansa y su filial de Eurowings. 

Por su parte alrededor de 40 cancelaciones tuvieron lugar en el aeropuerto de Düsseldorf, donde las polémicas deportaciones se ven acompañadas con protestas de manifestantes que critican la postura del gobierno alemán.   Al aeropuerto de Frankfurt, más importante del centro de Alemania fue el que más cancelaciones sufrió con 140.

A pesar de un aumento en las deportaciones, Alemania sigue siendo el principal destino de refugiados e inmigrantes a la Unión Europea. En lo que va del 2017 Alemania ha procesado más solicitudes de asilo que el resto de los 27 países de la UE combinados informó USA Today.

Desde que Alemania intensificó las deportaciones de inmigrantes y refugiados, el número de apelaciones por parte de los solicitantes de asilo político ha aumentado considerablemente. Según las estadísticas uno de cada cuatro de los aspirantes de asilo político que apelan su decisión la consiguen ganar. 

Es por esto y con el fin de reducir el número de refugiados en Alemania así como de acelerar las deportaciones, el gobierno ha propuesto un programa que comenzará en febrero de 2018, el cual le ofrecerá un beneficio de 3,000 euros a cada aspirante de asilo cuya decisión haya sido rechazada para que acepte su deportación. 

Tags:

Lee también

Comentarios