Posgrado de Harvard en hoja de vida de político fue una actividad de cuatro días

Luego del caso máster de Cristina Cifuentes, más irregularidades en estudios de políticos han salido a la luz.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA /Archivo Estudios de humo.   La sociedad política española se ha visto sacudida por un aluvión de exposición de sus estudios, o de la falta de estos.

Foto de LA PRENSA /Archivo Estudios de humo. La sociedad política española se ha visto sacudida por un aluvión de exposición de sus estudios, o de la falta de estos.

Enlace copiado

Uno de los protagonistas en el escándalo de estudios falsos de los políticos españoles es el vicesecretario general del gobernante PP (centroderecha) Pablo Casado, que ha tenido que dar explicaciones a la prensa sobre un máster en la misma universidad de Cristina Cifuentes sin tener que ir a clase y ha argumentado que le fueron convalidadas la mayoría de las asignaturas por otros estudios.

En una ocasión llegó a decir que de hecho no recuerda el tema de sus clases.

Entre ellos varios posgrados, uno de los cuales –añadió– en la prestigiosa Universidad de Harvard (Estados Unidos), que luego se ha sabido que consistió en cuatro días de clase impartidas en Madrid por un profesor estadounidense.

La caza al currículo adulterado afecta a todos los partidos y, así, el líder de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, ha admitido que entre 1995 y 2003 llevó su currículo en el Parlamento regional una Licenciatura en Matemáticas que nunca existió.

Y en la región de Galicia esta semana dimitió el diputado de Podemos (izquierda) Juan Merlo, tras el “bochorno” que confiesa haber pasado al trascender que en su currículo figura que es ingeniero, lo que es falso.

Una “titulitis”

El ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, eludió en estos días pronunciarse sobre lo que ya se conoce popularmente como “titulitis” o currículos inflados, aunque pidió que se trate a todos los políticos con el mismo rasero, sin justificar a unos mientras se critica a otros.

La polémica preocupa a la comunidad educativa, que teme la repercusión negativa en la imagen de los estudios de posgrado con mayor prestigio.

En España existen 84 universidades, de las que 50 son públicas, y en estos últimos años han proliferado los estudios de posgrado, hasta el punto de que han pasado de 16,609 alumnos matriculados en el curso 2006-07 a 184,745 10 años más tarde.

La Conferencia de Rectores (CRUE), que agrupa a los responsables de todas las universidades españolas, ha condenado “cualquier acto de irregularidad o ilegalidad en la vida universitaria” por ser “impropio de una institución académica”.

El presidente de la CRUE, Roberto Fernández, ha hecho hincapié en que es “inaceptable” que algunos políticos “hayan extendido una sombra de duda en el funcionamiento de la universidad española con fines partidistas”, una práctica que considera “una mayúscula e irresponsable frivolidad”.

Con respecto de Casado, Eldiario.es, sin embargo, ha llegado a descubrir también que se trata solamente de un curso de Harvard, efectivamente, pero impartido en Aravaca, escuela de negocios de la Universidad de Navarra.

Medios españoles agregaron además que el programa, llamado “Driving Government Performance” se desarrolló entre el 16 y 19 de junio.

Para obtener la certificación solo era necesario pagar y luego asistir a las clases respectivas, sin detallar si había que hacer algún trabajo final o trae práctica. Era en inglés y con traducción simultánea.

Lee también

Comentarios