Lo más visto

Más de Internacionales

Preocupación por el resurgimiento de más guerras y xenofobia

El papa Francisco y el secretario de la ONU advirtieron que esas amenazas han aumentado.
Enlace copiado
Preocupación por el resurgimiento de más guerras y xenofobia

Preocupación por el resurgimiento de más guerras y xenofobia

Enlace copiado

El papa Francisco condenó ayer con dureza las guerras y todas las ofensas a la vida, en su última homilía del año en el Vaticano. También el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el portugués Antonio Guterres, advirtió que en 2018 el mundo se enfrentará a una creciente tensión y a “nuevos peligros”.

Durante su discurso en la basílica, el papa Francisco dijo: “Las guerras son el signo flagrante de este orgullo reincidente y absurdo. Pero también lo son todas las pequeñas y grandes ofensas a la vida, a la verdad, a la fraternidad, que causan múltiples formas de degradación humana, social y ambiental”, ante miles de fieles.

En la Basílica de San Pedro del Vaticano, el papa rechazó las “obras de muerte, mentiras e injusticias” que generan heridas en el mundo y subrayó que el ser humano debe asumir la responsabilidad que tiene en todas ellas.

ONU: crece la xenofobia

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, lanzó ayer “una señal de alerta” a la comunidad internacional ante la agudización de los conflictos y el surgimiento “de nuevos peligros”.

En su mensaje, el ex primer ministro portugués describió una serie de desafíos que enfrenta la comunidad mundial, y citó entre ellos la “ansiedad” en torno a las armas nucleares que, dijo, “está en el nivel más alto desde la Guerra Fría”.

A esto se suman peligros como que “el nacionalismo y la xenofobia van en aumento”, agregó el titular de la ONU.

También lamentó que el cambio climático esté avanzando más rápido que las respuestas mundiales, el aumento de las desigualdades y las “horribles violaciones de los derechos humanos”.

Luego añadió: “Nos encontramos con la paradoja de nuestro tiempo: los desafíos son cada vez más globales y, sin embargo, los pueblos se están replegando cada vez más sobre sí mismos”.

Al final, Guterres y Bergoglio abogaron por promover un cambio. El papa agradeció a los que se esfuerzan por “contribuir cada día a mejorar un poco las cosas” y el titular de la ONU señaló: “Solo podemos lograrlo si lo hacemos juntos”.

Lee también

Comentarios