Presidente Duterte amenaza con ahorcar a políticos europeos

“¡Ustedes, locos (...)! ¡Me haría feliz poder colgarlos! ¡Si fuera por mí, los colgaría a todos!”, explotó el dramático dirigente asiático.
Enlace copiado
Enlace copiado
El presidente filipino, Rodrigo Duterte, amenazó ayer con colgar a los políticos europeos por las críticas que recibió de parte de la Unión Europea (UE) su propuesta de reintroducir la pena de muerte.

En un acto en Manila, Duterte señaló en alusión a la UE: “¡Ustedes, locos, hijos de puta! ¡Basta de meterse en nuestros asuntos! ¡Me haría feliz poder colgarlos! ¡Si fuera por mí, los colgaría a todos!”

Duterte, que gobierna el país desde junio del año pasado, ha ocupado numerosos titulares por sus declaraciones insultantes y amenazas contra políticos extranjeros en varias ocasiones diferentes.

En su último exabrupto no mencionó por su nombre a ningún político en particular.

El detonante fue al parecer una resolución del Parlamento europeo en la que alertaba a Filipinas sobre las consecuencias de reintroducir la pena de muerte.

Duterte recordó que la mayoría de los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) aplica la pena de muerte.

De 10 países, solo Camboya y Filipinas la han abolido.

El presidente es muy criticado por su violenta campaña contra el narcotráfico, en el marco de la cual han muerto ya más de 7,000 personas.

En un matiz particular, Duterte se reunió recientemente con la jefa de facto del Gobierno de Birmania, Aung San Suu Kyi, y donó $300,000 de ayuda humanitaria para la minoría musulmana rohinyá, víctima de una espiral de violencia que ha causado decenas de muertos y miles de desplazados, según las cifras oficiales.

La reunión se celebró en el palacio presidencial en Naipyidó, la capital birmana, a puerta cerrada y posteriormente se abrió a la prensa cuando el mandatario filipino hizo entrega de la contribución monetaria, según la cadena de televisión filipina ABS-CBN.

Lee también

Comentarios

Newsletter