Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Andreas Lubitz sufría un “síndrome subjetivo de sobrecarga”, según rotativo. El padre del copiloto de avión siniestrado está “completamente hundido”.
Enlace copiado
Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Psiquiatras trataron a copiloto por trastorno

Enlace copiado
Agentes de la policía hallaron en el registro del apartamento en la ciudad alemana de Düsseldorf del copiloto del vuelo siniestrado de Germanwings numerosos medicamentos para tratar un grave trastorno “psicosomático”, publicó ayer el diario Die Welt en su edición digital.

“El hombre, de 27 años, estaba siendo tratado por varios neurólogos y psiquiatras”, asegura un miembro de la investigación en declaraciones al rotativo, al tiempo que agrega que no se hallaron ni drogas ni nada que haga indicar dependencia a los narcóticos.

El copiloto, Andreas Lubitz, sufría un “síndrome subjetivo de sobrecarga” –lo que se conoce como “burnout” o estar “quemado” por estrés laboral– y tenía una fuerte depresión, señala, y agrega que “esto se desprende de notas personales del piloto, que guardó y archivó”.

En tanto continúa la evaluación del ordenador y los documentos confiscados por los agentes del apartamento que tenía el copiloto en Düsseldorf y de la vivienda de sus padres en la localidad de Montabaur. Prosiguen además los interrogatorios a médicos, amigos, colegas y conocidos del copiloto.

También la novia de Andreas Lubitz ha tenido que responder a las preguntas de la instrucción.

ocultó enfermedad

La Fiscalía de Düsseldorf informaba el viernes del hallazgo durante el registro de ambas viviendas de documentos que arrojan luz sobre la situación personal del copiloto, entre ellas “bajas médicas, actuales e incluso vigente para el día de los hechos, hechas pedazos”.

El copiloto ocultó evidencia a Germanwings de que estaba enfermo, incluida la constancia hecha pedazos que le extendió un médico para que faltara al trabajo el día que estrelló el vuelo 9525 contra una ladera en los Alpes. A medida que los fiscales intentaban armar el rompecabezas del porqué Lubitz dejó al capitán afuera de la cabina de mando y chocó el Airbus A320, la policía en los Alpes franceses trabajaba arduamente para recuperar los restos esparcidos de las 150 personas que perdieron la vida en la tragedia.

El padre de Andreas Lubitz está “completamente hundido”, según el alcalde de la localidad cercana al lugar del siniestro Prads-Haute-Bléone, Bernard Bartolini.

El contenido de la caja negra encontrada apunta, tal y como desveló esta semana la Fiscalía francesa, que Andreas Lubitz habría provocado que el aparato se estrellara en las montañas.

Su padre, según indicó el alcalde en declaraciones ofrecidas a la cadena francesa “BFM TV”, “siente sobre él toda la responsabilidad de ese drama” y “atraviesa una angustia increíble”.

Bartolini aseguró que vio al padre del copiloto el jueves, en la ceremonia en la que se levantó en el pueblo vecino de Le Vernet una pequeña estela con un texto en francés, español y alemán que se ha convertido en lugar de peregrinación de los familiares de las víctimas.

Tags:

  • avion
  • tragedia
  • Los Alpes
  • copiloto
  • enfermedad
  • Andreas Lubitz

Lee también

Comentarios

Newsletter