Lo más visto

Más de Internacionales

“Puro terror” en ataque con armas químicas en Siria

El mortífero ataque con gas tóxico del martes en Siria fue tan grave que desató una acción militar de parte de Estados Unidos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Mohammed Abu Abdu es camarógrafo y ha filmado muchos ataques aéreos en la guerra que se libra en Siria. Lo que vivió el martes pasado no lo olvidará nunca. Cuando vio los cazas en el cielo sobre la ciudad de Jan Sheijun, corrió a la terraza. En sus imágenes se ven dos densas columnas de humo.

“Fue un avión sirio, lo vi”, cuenta. “Vi cómo lanzaron cuatro misiles”. Lo que vivió después lo describe en apenas dos palabras: “Puro horror”.

La mayoría de personas salió de sus viviendas al escuchar a los cazas (aeronave militar). Niños, bebés, madres, familias enteras sufrieron el ataque químico sin siquiera saberlo.

Pronto sus pulmones inhalaron fuego y sus órganos colapsaron.

En crudas fotografías que recorrieron las redes sociales se ve a varios niños tirados en el suelo, uno sobre otro, con la mirada perdida, sin ropa y con los brazos tiesos. Los más pequeños parecían estar dormidos. Otros escupían espuma y temblaban.

Un hombre perdió a 25 familiares. Al cargar los cadáveres de sus gemelos de nueve meses les dijo: “Di adiós, bebé, di adiós”.

El mundo miró hacia Siria con “horror” por el más reciente y crudo ataque sobre civiles, en una guerra que ya cumplió seis años –estas imágenes no son algo nuevo.

¿Por qué?

El presidente de Siria hizo una apuesta muy arriesgada si sus fuerzas son responsables de la barbarie, que dejó al menos 86 muertos, según activistas.

Con la maniobra, Bashar Al Assad correría el riesgo de cometer un crimen de guerra descarado justo cuando el gobierno de Donald Trump y la mayoría de los mandatarios occidentales habían dejado claro que ya no buscaban la destitución inmediata del líder sirio.

Aunque Assad puede contar con el apoyo de sus principales aliados, Rusia e Irán, el ataque ha reavivado la indignación internacional mientras el presidente estadounidense aún no define su estrategia en Siria.

De modo que, ¿por qué hacerlo? Especialmente cuando las tropas del Gobierno sirio dominan el conflicto tras seis años de guerra civil.

Los analistas señalan que habría argumentos militares, además de políticos.

Puede que a escala política, Assad se haya visto en una posición de fuerza para aplastar a sus oponentes, creyendo que podría hacerlo con impunidad tras los mensajes que acababa de hacer Washington, así como por la tendencia de Trump a alinearse con Rusia.

Pero, de ser así, no tuvo el efecto que pudo haber imaginado. Estados Unidos cambió de forma tan repentina como suele hacerlo su presidente y atacó sin aviso a las fuerzas de Assad el jueves.

En el plano militar, el ataque del martes golpeó una zona de la provincia de Idlib donde los rebeldes lanzaron hace poco una intensa ofensiva contra tropas del Gobierno. El ataque llevó a los insurgentes a unas millas de la estratégica ciudad de Hama, controlada por el Gobierno.

La población de Khan Sheikhoun, que sufrió el ataque del martes, se encuentra en la carretera a Hama. Y aunque las fuerzas sirias han lanzado un contraataque y recuperado algo de terreno, el Gobierno tiene un incentivo claro para despejar la zona de insurgentes.

“Estas armas atemorizan y desorientan a las poblaciones atacadas y también subrayan para la población local y los rebeldes que el comportamiento del régimen no está sujeto a ningún límite internacional”, dijo Faysal Itani, miembro destacado del Rafik Hariri Center for the Middle East.

EUA mandó un mensaje claro

En una acción sin precedentes recientes, el ataque de EUA contra una base aérea del Ejército sirio el jueves ha causado un grave daño a las relaciones entre el nuevo gobierno de Washington y Rusia, y mandó un claro mensaje con respecto a que los ataques desmedidos contra civiles no serán tolerados por Trump.

El presidente ruso, Vladimir Putin, condenó el bombardeo y lo calificó como un ataque a la soberanía de Siria. El presidente de Siria tildó el ataque con misiles como una acción “despiadada e irresponsable”. Según Al Assad, el bombardeo “refleja una falta de visión y ceguera política y militar”.
 

Lee también

Comentarios