Lo más visto

Pyongyang desconfía de investigación por muerte de Kim

Corea del Norte cree que Malasia conspiró con Corea del Sur en asesinato.
Enlace copiado
Asesinato.  Un canal de TV emitió imágenes de una cámara de seguridad que mostraría lo ocurrido. En el video se ve a un hombre al que se le acercan dos mujeres y una de ellas parece que le agarra la cabeza.

Asesinato. Un canal de TV emitió imágenes de una cámara de seguridad que mostraría lo ocurrido. En el video se ve a un hombre al que se le acercan dos mujeres y una de ellas parece que le agarra la cabeza.

Pyongyang desconfía de investigación por muerte de Kim

Pyongyang desconfía de investigación por muerte de Kim

Enlace copiado
El presunto asesinato en Malasia de Kim Jong-nam, hermanastro del líder norcoreano, Kim Jong-un, provocó ayer un desencuentro entre el Gobierno malasio y el de Corea del Norte, que aseguró no confiar en las investigaciones que se están llevando a cabo en el país del sureste asiático.

Pyongyang “no puede confiar en la investigación” de la Policía malasia, dijo a la prensa el embajador norcoreano en Malasia, Kang Chol. “La investigación de la Policía malasia no trata de esclarecer la causa de la muerte y buscar al sospechoso, sino que tiene un objetivo político”, sostuvo Kang Chol.

El diplomático malasio cree que hay indicios de que “Corea del Sur estuvo involucrada en este incidente”, y considera que “Malasia conspiró con Corea del Sur desde el primer momento”.

El embajador hizo esas declaraciones tras haber sido convocado por el Ministerio de Exteriores de Malasia, que le expresó su malestar después de que Kang insinuó que Kuala Lumpur tenía “algo que esconder” tras la muerte de Kim Jong-nam.

Para el Gobierno malasio, cualquier crítica a su manejo de la muerte de Kim carece de fundamento y toma “muy seriamente cualquier intento infundado de mancillar su reputación”. El embajador de Malasia en Pyongyang también fue llamado a Kuala Lumpur para consultas.

El hermano de Kim Jong-un fue presuntamente asesinado hace una semana en el aeropuerto de Kuala Lumpur, al parecer rociado con un spray venenoso por dos mujeres. Kim Jong-nam tenía 45 años y era el hijo mayor del fallecido Kim Jong-il.

Lee también

Comentarios