Lo más visto

Internacionales Internacionales

Raúl Castro confirma que abandona el liderazgo del Partido Comunista de Cuba y dejará la cúpula de poder de la isla tras 62 años

Castro confirma que concluye su periodo al frente de la formación durante el VIII Congreso del PCC.

Enlace copiado
Enlace copiado
Raúl Castro en el VIII Congreso del PCC.
EPA
Castro, que en junio cumple 90 años, confirmó este viernes que, tres años después de apartarse de la presidencia de Cuba, también deja la jefatura del PCC.

Por primera vez en seis décadas, el Partido Comunista de Cuba no estará liderado por un Castro.

El propio Raúl Castro, que en junio cumple 90 años, confirmó este viernes que, tres años después de apartarse de la presidencia de Cuba, también deja la jefatura del PCC.

Castro, quien fue presidente de Cuba entre 2005 y 2018, lidera el PCC desde que en 2011 sucediera a su hermano Fidel.

"Concluye mi tarea como primer secretario del Comité Central del PCC con la satisfacción de haber cumplido y la confianza en el futuro de la patria, con la meditada convicción de no aceptar propuestas para mantenerme en los órganos superiores de la organización partidistas, en cuyas filas continuaré militando", dijo el expresidente en un discurso durante el VIII Congreso del PCC.

"Creo fervientemente en la fuerza y el valor del ejemplo y la comprensión de mis compatriotas, y mientras viva estaré listo con el pie en el estribo para defender a la Patria, la Revolución y el socialismo".

Lo anunciado este viernes por Castro era de esperar. De hecho, él mismo impulsó en 2016 la reforma que estableció el límite de dos mandatos de cinco años para los dirigentes comunistas.

También se fijó la edad de 60 años como límite para ingresar al Comité Central del Partido y los 70 años para los cargos de dirección en el PCC.

Raúl Castro y Díaz Canel en 2020.
Getty Images
Miguel Díaz-Canel (derecha) sucedió a Castro como presidente de la isla en 2018.

Una decisión esperada que hace historia

Análisis de Will Grant, corresponsal de BBC News en Cuba, Centroamérica y México.

Aunque toda la isla sabía que se acercaba este momento, no fue menos histórico o simbólico cuando llegó: por primera vez desde 1959, Cuba será gobernada oficialmente por alguien que no es un Castro.

La realidad es que, al menos en el corto plazo, poco cambiará.

El hombre que reemplazó a Raúl Castro como presidente, Miguel Díaz-Canel, bien podría sucederlo ahora también como primer secretario del partido.

Parece probable que se verá obligado a tomar más medidas para liberalizar la economía de Cuba, controlada por el Estado. La isla se encuentra actualmente atrapada su peor crisis económica desde el período inmediatamente posterior al final de la Guerra Fría.

Como resultado, recientemente se permitió a los agricultores privados vender carne de res y productos lácteos, alimentos que antes estaban bajo el control exclusivo del Estado.

Sin embargo, cualquier esperanza de mejorar los lazos con Estados Unidos puede tener que esperar, ya que el gobierno de Biden ha mostrado poca inclinación a anular en este momento las sanciones más severas de la administración Trump contra Cuba.

Una cosa es segura, las palabras de Raúl Castro de mantener "un pie en el estribo" significan que seguirá siendo un agente de poder detrás de bastidores. Y al reiterar el eterno compromiso de la isla con el socialismo, significa que el cambio político sigue siendo tan improbable bajo su sucesor como lo fue bajo su difunto hermano, Fidel.


El proceso de voto para elegir al sucesor de Castro se producirá a final de los cuatro días de congreso.

El VIII Congreso del PCC se celebra a puerta cerrada y es el principal cónclave de los comunistas cubanos.

En su intervención, Castro también denunció la escalada hostil de EE.UU. e insistió en la voluntad de su país de fomentar un diálogo respetuoso "sin concesiones inherentes a su soberanía e independencia".

En 2014 y con Barack Obama en la Casa Blanca, Raúl Castro impulsó un histórico proceso de deshielo con Washington.

Pero la llegada de Donald Trump a la presidencia estadounidense supuso un nuevo alejamiento. EE.UU. suprimió los canales legales de envío de remesas, endureció los requisitos para viajar a la isla, vetó los cruceros, prohibió los vuelos a todos los aeropuertos cubanos excepto el de La Habana y volvió incluir a la isla en su lista de países patrocinadores del terrorismo.

En Cuba tenían la esperanza de que Joe Biden propiciara un nuevo acercamiento pero el asunto no parece resultar prioritario para el nuevo inquilino de la Casa Blanca.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Tags:

  • Raúl Castro
  • Partido Comunista de Cuba
  • Fidel Castro
  • PCC
  • Miguel Díaz-Canel

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines