Repercusión mundial por “papeles de Panamá”

La revelación de millones de documentos sobre cuentas en el exterior se cobró ayer su primera víctima de alto nivel, con la renuncia del primer ministro de Islandia, por usar una compañía extraterritorial para proteger su dinero.
Enlace copiado
Repercusión  mundial por  “papeles  de   Panamá”

Repercusión mundial por “papeles de Panamá”

Repercusión  mundial por  “papeles  de   Panamá”

Repercusión mundial por “papeles de Panamá”

Enlace copiado
La renuncia del líder islandés Sigmundur David Gunnlaugsson es la primera y más resonante (hasta ahora) caída de un implicado en la revelación mundial de los “papeles de Panamá”, tras la publicación de los nombres de ricos y famosos supuestamente involucrados en esas maniobras fiscales.

China y Rusia, por su parte, reaccionaron de manera contraria al acallar la noticia y rechazar toda sospecha de irregularidad por parte de funcionarios de gobierno nombrados, entre los más de 11 millones de documentos financieros de una firma de abogados panameña.

Funcionarios en Argentina, Ucrania y otros países enfrentan interrogantes sobre posibles maniobras dudosas en paraísos fiscales para evitar el pago de impuestos.

Los informes fueron revelados por un grupo de organizaciones noticiosas que trabajan con el Consorcio de Periodistas de Investigación, con sede en Washington, que accedieron a registros de la firma de abogados Mossack-Fonseca. Fueron filtrados primero al periódico alemán Sueddeutsche Zeitung.

El anuncio de que Gunnlaugsson renunciaba provino del ministro de Agricultura de Islandia. Se conoció que usó una compañía extraterritorial para proteger grandes sumas de dinero, mientras la economía de su país estaba en crisis.

El presidente islandés se negó a disolver el parlamento y convocar a elecciones, mientras miles de islandeses protestaron frente al edificio del parlamento en Reikiavik.

Gunnlaugson negó toda irregularidad y aseguró que él y su esposa han pagado todos sus impuestos.

China, por su parte, desestimó por “infundados” los informes de que la firma panameña hubiese establecido compañías extraterritoriales para familiares de por lo menos ocho miembros actuales o pasados del Comité del Politburó del Partido Comunista, la cúpula del poder en China.

La prensa estatal ignoró las versiones y las búsquedas de las palabras “documentos de Panamá” fueron bloqueadas en cibersitios y redes sociales.

Mientras tanto, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, fue acusado de abuso del cargo y evasión fiscal al trasladar su negocio de golosinas al exterior, posiblemente privando al país de millones de dólares en impuestos.

En Argelia, una empresa que maneja las finanzas del ministro de Industria, Abdeslam Bouchouareb, dijo que está vinculado a una firma creada en Panamá, pero que sus actividades están congeladas mientras desempeña su cargo en el gobierno.

Sueddeutsche Zeitung, en colaboración con las estaciones públicas de televisión alemanas NDR y WDR, informó el lunes que 14 bancos alemanes usaron los servicios de Mossack-Fonseca para establecer 1,200 compañías para sus clientes.

“Esperamos que el mundo pueda seguir haciendo cada vez más a los efectos de restringir la circulación y la utilización, incluso por sistemas bancarios, de fondos provenientes de la evasión fiscal, e incluso del fraude fiscal, como nos oponemos a su uso en términos de fondos provenientes del narcotráfico o cualquier otra actividad ilegal”, dijo Luis Almagro, secretario general de la OEA.

Panamá se defiende

Panamá salió ayer a la defensa de su tradicional actividad financiera ante el impacto generado por las revelaciones.

Las autoridades del país centroamericano, cuya economía se basa primordialmente en los servicios, se activaron junto a la comunidad empresarial y jurídica para enfrentar los posibles perjuicios.

“No vamos a aceptar que se use a Panamá como ‘chivo expiatorio’ de las acciones y responsabilidades de terceros”, dijo el ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, quien no está de acuerdo en que las publicaciones se hayan bautizado como “Panama Papers” o los “documentos de Panamá”.

“Rechazamos que se quiera pisotear el nombre de Panamá ignorando la participación en operaciones ‘offshore’ de instituciones e individuos de otras naciones”, agregó el ministro, junto a otros altos colaboradores del gobierno del presidente Juan Carlos Varela.

También rechazó la decisión de Francia de volver a incluir a Panamá en la lista de paraísos fiscales y anunció que estudia una “medida de retorsión”.

Tags:

  • panamá papers
  • mossack-fonseca
  • paraisos fiscales
  • offshore
  • islandia
  • lavado de dinero

Lee también

Comentarios

Newsletter