Lo más visto

Más de Internacionales

Republicanos retroceden en votación sobre Obamacare

La capacidad de negociar le falló al presidente Donald Trump ayer con el ala conservadora de su partido, que retiró la votación sobre la reforma de salud.
Enlace copiado
Trago amargo.  El presidente Donald Trump se dirigió ayer a la prensa luego de que su partido se negó a votar sobre el Obamacare y una nueva propuesta de salud.

Trago amargo. El presidente Donald Trump se dirigió ayer a la prensa luego de que su partido se negó a votar sobre el Obamacare y una nueva propuesta de salud.

Republicanos retroceden en votación sobre Obamacare

Republicanos retroceden en votación sobre Obamacare

Enlace copiado
En un humillante nuevo revés, el presidente Donald Trump y los líderes republicanos retiraron ayer de la Cámara de Representantes su iniciativa de ley para revocar el Obamacare, una vez que se volvió evidente que la medida fracasaría rotundamente, luego de siete años ininterrumpidos de expresarse en contra de la ley.

Los demócratas dijeron que los estadounidenses pueden “respirar con alivio”. Trump expresó que la ley actual se derrumba y “explotará pronto”.

Obstaculizado por dos facciones del partido republicano, de centro y de extrema derecha, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, dijo que la ley de seguros médicos del presidente Barack Obama, la máxima prioridad republicana en el nuevo Gobierno de Trump, seguirá vigente en “el futuro previsible”.

Fue una sorprendente derrota para el nuevo mandatario, luego de que les exigió a los representantes republicanos que votaran el viernes la medida, fuera o no aprobada.

El presidente perdió en su apuesta. En su lugar, Trump, quien durante su campaña se jactó de ser un experto para lograr acuerdos y aseguró que podía arreglar el sistema nacional de seguros de salud sin ayuda, vio cómo los legisladores republicanos rechazaron su amenaza y dejaron claro que rinden cuentas a los votantes que los eligieron y no al presidente.

“Nunca dije que la revocaría y reemplazaría en 64 días”, dijo un abatido pero aún combativo Trump en la Casa Blanca, aunque durante su campaña presidencial gritó en repetidas ocasiones que la ley sería derogada desde el primer día de su mandato.

La iniciativa fue retirada minutos antes de que comenzara la votación en la Cámara de Representantes, y un legislador dijo que no había planes para retomar el tema. Los republicanos intentarán pasar a otros asuntos en su agenda, incluyendo la reformación del código fiscal, aunque el fracaso en la iniciativa de salud, solo hará que los siguientes pasos sean mucho más complicados.

Trump culpó del resultado a los demócratas.

“Sin el apoyo de ningún demócrata no pudimos lograrlo”, dijo Trump a la prensa en la Oficina Oval. “Aprendimos de lealtad, aprendimos muchísimo del proceso para obtener votos”.

La ley de Obama fue aprobada en 2010 sin el voto de los republicanos.

A pesar de los reportes de que funcionarios del Gobierno han criticado a Ryan, Trump dijo: “Me simpatiza el presidente Ryan... Creo que Paul trabajó muy duro”.

Por su parte, Ryan manifestó a la prensa: “Hoy nos acercamos mucho, pero no lo suficiente. Es un día decepcionante”.

También recalcó que el presidente “realmente ha sido fantástico”.

Pero cuestionado sobre cómo los republicanos podrán darles la cara a sus votantes luego de fracasar en cumplir una promesa de años, Ryan expresó en voz baja: “Realmente es una buena pregunta. Quisiera tener una mejor respuesta”.

En otoño pasado, los republicanos utilizaron el tema para obtener y retener el control de la Casa Blanca, el Senado y la Cámara de Representantes. En años previos, votaron decenas de veces para derogar total o parcialmente la ley de Obama. Pero cuando finalmente tuvieron la oportunidad de aprobar una medida para revocar una iniciativa que tenía posibilidades de ser aprobada, no lograron culminar sus esfuerzos.

A los demócratas les costó trabajo disimular su satisfacción.

“Hoy es un gran día para el país, lo que sucedió es un triunfo para el pueblo estadounidense”, dijo la líder de la minoría en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien como presidenta de la Cámara Baja, ayudó a Obama a aprobar originalmente la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible. “Por un momento podemos respirar con alivio por el pueblo estadounidense”.

El resultado debilita políticamente a Ryan y a Trump.

Para el presidente, la enorme y temprana derrota se suma a las continuas indagaciones sobre las conexiones de su campaña presidencial con Rusia y sus acusaciones sin fundamentos de que Obama intervino sus comunicaciones. También sufrió otra derrota –doble– sobre su veto a refugiados y entrada de ciudadanos de países de mayoría musulmana. En dos ocasiones distintas, su orden ejecutiva fue obstaculizada en los tribunales. En el segundo intento el decreto ni siquiera pudo entrar en vigor.

Lee también

Comentarios