Rinden homenaje a las 49 víctimas del ataque a Pulse

El atentado a la discoteca gay es considerado como el peor crimen con arma en la historia.
Enlace copiado
Enlace copiado
La ciudad de Orlando rindió ayer homenaje desde primeras horas de la mañana a las 49 personas que perdieron la vida en la matanza perpetrada hace un año en la discoteca gay Pulse con un mensaje de unidad y de rechazo al odio.

Los actos conmemorativos comenzaron desde el domingo en la noche, con una vigilia en Pulse que se extendió hasta horas de la madrugada, las mismas en las que hace exactamente un año ocurrió la hasta ahora mayor matanza con arma de fuego de la historia reciente de EUA.

Horas después familiares y amigos de las víctimas, supervivientes y policías que participaron en la operación que acabó con la vida del autor del tiroteo, el estadounidense de origen afgano Omar Mateen, se congregaron en el mismo lugar, que en los 365 días transcurridos se ha convertido en un memorial.

“El amor gana” fue una de las frases más coreadas durante la ceremonia en la que recibieron especial mención los uniformados y los paramédicos que atendieron a las víctimas de las balas que Mateen disparó a diestro y siniestro el 12 de junio del año pasado.

Cuarenta y nueve personas murieron y más de medio centenar resultaron heridas en lo que las autoridades consideran un acto terrorista, pues Mateen dijo actuar en nombre del Estado Islámico. Después, la policía recolectó pruebas.

El alcalde de Orlando, Buddy Dyer, aseguró en su discurso que ayer fue un día con un “propósito elevado”, honrar a las víctimas, familiares, amigos y supervivientes. La conmemoración, en su opinión, es un ejemplo de que el “amor siempre derrota al odio”.

El mismo mensaje que predica el puertorriqueño José Ramírez, que estaba aquella noche en el club y perdió allí a 12 de sus amigos a manos de Mateen.

En su opinión, si alguien hubiera abrazado a tiempo a Mateen y le hubiese dicho “te quiero tal y como eres”, sus amigos estarían todavía vivos.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter