Rubio, de cachorro del “Tea Party” a la esperanza ante Trump

La inmigración también es un tema más incómodo para Rubio, precandidato que es hijo de inmigrantes cubanos.
Enlace copiado
Rubio, de cachorro del “Tea Party” a la esperanza ante Trump

Rubio, de cachorro del “Tea Party” a la esperanza ante Trump

Enlace copiado
El joven Marco Rubio llegó al Senado aupado por el movimiento ultraconservador “Tea Party” y, en menos de seis años, se ha convertido en la única esperanza “moderada” del “establishment” (grupo dominante) republicano para evitar que el magnate Donald Trump sea el candidato a la Presidencia de EUA.

Rubio, con 44 años e hijo de inmigrantes cubanos, está en contra del matrimonio homosexual, quiere prohibir los fondos federales para el aborto, defiende que “la ley de Dios” está por encima de la de los hombres, promete revocar todas las medidas de alivio migratorio y propone volver a una política exterior dura e intervencionista.

Hace tan solo unos años, a alguien con su perfil se le definía como ultraconservador. Sin embargo, el Partido Republicano se ha ido escorando tanto a la derecha que en 2016 Marco Rubio se presenta como su opción más “moderada” para competir por la Casa Blanca.

Rubio dio el salto a la política nacional en 2010 como una de las estrellas del “Tea Party”, un movimiento que desde entonces ha obligado al Partido Republicano a acercarse a los postulados de unas bases muy conservadoras que se resisten a aceptar los cambios sociales y demográficos.

En 2013, Marco Rubio soliviantó al “Tea Party” a impulsar una ley en el Senado que ofrecía una vía a la ciudadanía a los inmigrantes indocumentados, ley que abandonó al ver que no prosperaba y de la que ahora reniega.

La inmigración es desde entonces el tema más incómodo para Rubio, un hispano de segunda generación e hijo de inmigrantes económicos consciente de que para hacerse con la nominación de su partido debe mostrarse implacable con la inmigración ilegal, más aún en unas elecciones marcadas por el duro discurso del magnate Donald Trump.

Tras la retirada este mes del hijo y hermano de expresidentes, Rubio está heredando sus donantes al tiempo que aglutina apoyos de gobernadores y legisladores que miran hacia él como la única esperanza de evitar que Trump sea el nominado.

Sin embargo, Rubio defiende que su candidatura es lo que más teme el Partido Demócrata y se presenta como la única opción.

Lee también

Comentarios

Newsletter