Lo más visto

¿Sabías que quizá solamente dormimos para olvidar?

Así lo han demostrado algunos experimentos con ratones, relacionados con la reducción de sinapsis (la comunicación entre las neuronas) durante la noche.
Enlace copiado
¿Sabías que quizá solamente dormimos para olvidar?

¿Sabías que quizá solamente dormimos para olvidar?

¿Sabías que quizá solamente dormimos para olvidar?

¿Sabías que quizá solamente dormimos para olvidar?

Enlace copiado
Un artículo de The New York Times plantea, de acuerdo con investigaciones científicas, que los humanos dormimos para que el cerebro se deshaga de sinapsis superfluas. En palabras más sencillas, para que olvidemos algunas de las cosas de poca utilidad o efímeras que aprendemos durante el día.

Los recuerdos los guardamos gracias a las conexiones entre nuestras neuronas (sinapsis), según esta publicación. Sin embargo, los biólogos de la Universidad de Wisconsin-Madison, Giulio Tononi y Chiara Cirelli, creen que las sinapsis son tan exuberantes, que los circuitos cerebrales se llenan de "ruido". Entonces, al dormir, el cerebro reduce las conexiones para que las señales predominen sobre el ruido.

Esta hipótesis, denominada homeostasis sináptica, la propusieron en el año 2003 y desde entonces han encontrado evidencia que la apoya:

- Un experimento demostró que científicos pueden añadir a las neuronas un medicamento que las excita para desarrollar sinapsis extras y cómo posteriormente reducen el aumento.

- Además, durante el sueño profundo las ondas eléctricas cerebrales se hacen más lentas y ambos investigadores creen que la reducción de sinapsis es lo que produce ese cambio.

- Otra prueba se realizó con ratones. Se descubrió que las sinapsis en los cerebros de estos animales eran un 18 % menos cuando estaban dormidos.

- Un segundo estudio dirigido por Graham H. Diering, de la Universidad Jonhs Hopkins, también con ratones, demostró que la cantidad de proteínas superficiales se reducían durante el sueño, una reacción esperada si se reducen las sinapsis. Una proteína en especial, llamada Homer1A, que en experimentos previos demostró ser importante para reducir las sinapsis, sobresalió durante esta prueba.

Así que, siguiente paso, estudiaron ratones modificados genéticamente que no podían producir la Homer1A. Descubrieron que, a diferencia de los ratones normales, sus sinapsis no cambiaban sus proteínas.

"El estudio sugiere que el sueño provoca que las neuronas produzcan Homer1A y lo integren a sus sinapsis. Cuando llega el sueño, Homer1a inicia la maquinaria para la limpieza", recoge The New York Times.

Más pruebas


Nuevamente los científicos se inclinaron por inyectar un compuesto químico en el cerebro de ratones para realizar una prueba de memoria. Los colocaron en una cámara que les producía un choque eléctrico al caminar por cierta sección del suelo.

La prueba consistía en probar si con el químico, cuya función era bloquear la reducción de sinapsis, los ratones podían recordar o no los choques eléctricos, por lo que la reacción esperada sería que no caminaran nuevamente por el mismo lugar. Muchos de los ratones, al recordar con temor, pasaron mucho tiempo sin moverse en la misma cámara.

Al ponerlos en una cámara diferente, los ratones sin el químico (los que sí redujeron sus sinapsis) sí curioseaban (es decir que olvidaron los choques eléctricos), pero el resto (a los que se les impidió reducirlas) nuevamente se quedaron inmóviles y con temor.

Tononi y el resto dedujeron que la reducción no se produce en todas las neuronas y que una quinta parte de las sinapsis permaneció igual. Otros expertos, como Markus H. Schmidt, del Instituto de Medicina del Sueño, de Ohio, no creen que esa sea la función principal del sueño.

Tags:

  • dormis
  • salud
  • neuronas
  • sinapsis
  • the new york times

Lee también

Comentarios