Lo más visto

Más de Internacionales

Sacerdotes colombianos rezan por elección de papa

Tras conocerse la noticia de la fumata blanca, que anuncia la elección de un nuevo papa, lo sacerdotes colombianos rezan en sus misas diarias.
Enlace copiado
Enlace copiado
 En la población cafetera de Manizales, los sacerdotes y seminaristas rezan en sus misas diarias para que el Espíritu Santo ilumine a los cardenales reunidos en el cónclave en el que se escogerá un nuevo papa.

Pero en la misa matutina del seminario de Manizales, fundado en 1901 y con 90 seminaristas, oran particularmente en favor de unos de los cardenales: el canadiense Marc Ouellet, de 68 años, perteneciente a la orden francesa de los sulpicianos.

Los sulpicianos canadienses administraron el seminario en los años 50 y de allí que Ouellet estuviera años más tarde: de 1974 a 1978 como profesor y de 1984 a 1988 como rector del seminario, explicó el miércoles en diálogo telefónico con The Associated Press el padre Oscar González, que también fue rector en 2010 y quien conoció y se considera amigo personal del cardenal canadiense.

"Le pedimos a Dios... que sea Dios el que elija" al nuevo pontífice, dijo González, de 63 años, desde Manizales, capital del departamento de Caldas y a unos 165 kilómetros al noroeste de Bogotá. Pero "los que lo conocemos (a Ouellet) y los que somos amigos de él, le pedimos al Señor... oramos por él", agregó.

"Yo sé que él (Ouellet) está dispuesto a servirle a la Iglesia hasta entregar su vida", añadió. Rezan por el canadiense no por ser de la orden que rigió el seminario sino porque lo conocieron durante muchos años y lo consideran un hombre sencillo y entregado a la Iglesia. ¿Y por qué no rezan por el cardenal colombiano Rubén Salazar, de 70 años? "Porque apenas acaba de entrar de cardenal... y está muy joven", aseguró González.

El papa emérito Benedicto XVI nombró cardenal a Salazar en noviembre del año pasado. "El cardenal (Ouellet) es una persona supremamente inteligente... es una persona muy sencilla, muy asequible... habla el español perfectamente como lo estamos hablando usted y yo", aseguró. Si lo nombran papa, dijo González, "nos pondríamos muy contentos. Se celebrará una misa de acción de gracias por él, porque ese es un cargo muy difícil, una responsabilidad supremamente grande".

Otro que dijo rezar por el canadiense fue monseñor José Miguel Gómez, obispo de la Diócesis de Honda-Líbano, en el departamento de Tolima, al oeste colombiano y cercano a Caldas. Gómez fue uno de los alumnos del cardenal canadiense cuando éste daba clases de teología en el seminario y desde entonces han permanecido en contacto, al punto que la última visita de Ouellet a Colombia, en el 2006, la organizó Gómez en un recorrido en auto por poblaciones como Honda, Mariquita y Fresno, en Tolima, según narró en entrevista telefónica.

"Yo estoy rezando porque (el papa) sea el que Dios quiera... Pero también, en un rinconcito del corazón, estoy diciéndole al Señor: 'Señor, yo humanamente veo que él (Ouellet) ya está listo" para ser papa", dijo Gómez. Agregó que conoce de la generosidad del cardenal canadiense y quien "siente de corazón el sufrimiento ajeno. En mi Diócesis, que es una de las más pobres del país, cuando él vio que yo estaba supremamente confundido y enredado, porque no era capaz de sacar adelante la obra de la casa episcopal, él me hizo una donación muy generosa", dijo el prelado sin dar otros detalles. Recuerda a Ouellet como un consumado nadador y de largas caminatas.

"Él era un gran deportista en el seminario, buen nadador...Ahora siendo cardenal yo sé que disfruta mucho caminando. Sé que hace muchísimos kilómetros de natación y que disfruta caminando". Ouellet ha dicho que "sería una pesadilla" convertirse en el Santo Padre. "Eso lo dicen todos", respondió con sorna el padre González, quien recuerda al canadiense por ayudar en Manizales a pobres y enfermos.

Uno de los casos que más recuerda es el de Luz Marina Beltrán, una mujer cuadripléjica que vive en una pobre barriada y a quien el canadiense conoció siendo niña. En casa visita a Manizales la ayuda con dinero y la visita, aseguró el padre colombiano. Una de las veces que Ouellet visitó el seminario de Manizales fue en 2003 cuando González le dijo que llegaría a papa. "¡Pues cómo se te ocurre!", fue la respuesta del canadiense a González, narró el religioso colombiano.

Tags:

  • Eleccion Nuevo Papa
  • Benedicto XVI
  • Capilla Sixtina
  • Vaticano

Lee también

Comentarios