Lo más visto

Más de Internacionales

Salvadoreño en Acatenango: “Había gente gritando y cayéndose, solo querían salir de ese volcán”

Berganza contó a LA PRENSA GRÁFICA que nunca se imaginaron que ocurriera una tragedia de tal magnitud porque, mientras escalaban el volcán, hacía mucho calor y los excursionistas incluso se pusieron bloqueador solar por lo fuerte del sol.
Enlace copiado
Salvadoreño en Acatenango: “Había gente gritando y cayéndose, solo querían salir de ese volcán”

Salvadoreño en Acatenango: “Había gente gritando y cayéndose, solo querían salir de ese volcán”

Salvadoreño en Acatenango: “Había gente gritando y cayéndose, solo querían salir de ese volcán”

Salvadoreño en Acatenango: “Había gente gritando y cayéndose, solo querían salir de ese volcán”

Salvadoreño en Acatenango: “Había gente gritando y cayéndose, solo querían salir de ese volcán”

Salvadoreño en Acatenango: “Había gente gritando y cayéndose, solo querían salir de ese volcán”

Enlace copiado
Al mediodía del pasado sábado 7 de enero, el salvadoreño José Roberto Berganza Guzmán, de 28 años, quien forma parte junto a otras dos personas de un blog de turismo, apenas empezaba a escalar las faldas del volcán guatemalteco Acatenango, en cuyas inmediaciones fueron localizadas sin vida al menos seis personas, entre domingo y lunes, a causa de un brusco descenso de las temperaturas.

Berganza contó a LA PRENSA GRÁFICA que nunca se imaginaron que ocurriera una tragedia de tal magnitud porque, mientras escalaban el volcán, hacía mucho calor y los excursionistas incluso se pusieron bloqueador solar por lo fuerte del sol. "Vimos lo del clima y el pronóstico del frente frío, pero nos dijeron que no sería tan fuerte y además ibamos bien equipados", dijo.

Según relató, eran un aproximado de 300 personas escalando y muchas de ellas empezaron a acampar a la mitad del camino. Su grupo decidió continuar subiendo para poder ver el amanecer desde la cumbre del volcán. Transcurridas seis horas, se establecieron en las alturas y cerca de las 7:00 de la noche el frío los obligó a resguardarse en las tiendas de campaña para poder dormir.

"A las 10:00 de la noche ya no aguantábamos el frío, era horrible. A las 11:00 pm empezó a lloviznar y a la medianoche la lluvia era tan fuerte que se inundaron las tiendas de campaña, parecía que estábamos en una piscina", contó.

Berganza asegura que a las 3:00 de la madrugada del domingo escucharon cómo algunos gritaban que iban a comenzar a descender porque se les arruinaron las tiendas de campaña y que, al salir, estas salían volando por el fuerte viento. Entre ellos se encontraban algunos de los ahora fallecidos.

"Yo ya no aguanto, voy a bajar con ellos", manifestó en ese momento; pero su guía turístico lo retuvo. "Vos te quedás acá, nosotros bajamos hasta que haya luz", recuerda que le dijo, argumentando que se podía perder en lo oscuro. "Quizá si ellos no hubieran bajado todavía estarían vivos", señaló a este medio.

Una hora más tarde solo quería dormirse. "Cerré los ojos y no sabía si los iba a volver a abrir, pero pensé que sería un milagro si despertaba", indicó. Cuenta que las otras cuatro personas que se encontraban con él acordaron no dormirse y que incluso a los niños pequeños -que eran varios- les daban tequila en un intento por elevar su temperatura corporal.

A las 5:00 am comenzó a bajar otro grupo y, a las 6:50 am, finalmente descendió el suyo. A la mitad del camino se reunieron la mayoría de los que habían escalado y todo parecía una pesadilla, recuerda. "Había gente llorando y gritando, gente cayéndose y deslizándose, no les importaba nada, solo querían salir de ese volcán", narró. Hasta ese momento ya habían alertado a las ambulancias para que iniciaran una búsqueda por el reporte de personas desaparecidas.

A los excursionistas les habían dicho que las temperaturas en el volcán de Acatenango, de unos 3,976 metros de altura y situado entre los departamentos de Sacatepéquez y de Chimaltenango, junto al coloso de Fuego, alcanzarían hasta los 7º C, pero al llegar al hospital escucharon que disminuyeron hasta -15º C.


El titular de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Sergio Cabañas, fue quien confirmó que hoy fueron localizadas otras tres personas sin vida -elevando a seis el número de excursionistas fallecidos- en las inmediaciones del coloso, posiblemente  por hipotermia a causa de los efectos de un frente frío que afecta al país.

Las víctimas fueron identificadas como Bany Magdiel Marroquín, de 35 años; Linsy Ibania Marroquín, de 19, y Axel Carranza, de 46.

Los otros fallecidos, encontrados ayer, son Josselin Yajaira Roldán Velásquez y Lucía Yire Sánchez, de 21 y 19 años de edad, respectivamente, deportistas de la Federación Nacional de Atletismo, y Francisco Javier Velásquez González, de 23 años.

Con vida han sido rescatados la atleta Rocío Alejandra Román, de 22 años, Daniel Eduardo Velásquez Gonzáles, de 18, y Aracely Esquivel, de 55, quienes están en recuperación en el Hospital Nacional de La Antigua Guatemala.

El domingo las autoridades de socorro informaron de la desaparición de dos grupos de excursionistas -uno formado por cinco personas y otro por cuatro- que estaban escalando el volcán.

Cabañas dijo que por el momento no finalizan las labores de búsqueda, a la espera de que todas las brigadas de rescate bajen de la cima para proceder a la evaluación final.


Tags:

  • acatenango
  • tragedia
  • hipotermia
  • fallecidos

Lee también

Comentarios