Sanciones aumentan tensión de Venezuela-EUA

Estados Unidos impuso sanciones contra el vicepresidente chavista. Ayer, el secretario del Tesoro dijo que esta era una muestra del apoyo de Donald Trump hacia los venezolanos.
Enlace copiado
Molesto.  El vicepresidente de Venezuela, Tarek El Aissami, en un acto de gobierno ayer en la ciudad de Caracas, un día después de que fue sancionado por el Gobierno de EUA.

Molesto. El vicepresidente de Venezuela, Tarek El Aissami, en un acto de gobierno ayer en la ciudad de Caracas, un día después de que fue sancionado por el Gobierno de EUA.

Sanciones aumentan tensión de Venezuela-EUA

Sanciones aumentan tensión de Venezuela-EUA

Enlace copiado
El horizonte sugerido por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, de normalizar las relaciones con Estados Unidos (EUA) en la administración de Donald Trump encontró un primer y duro obstáculo, luego de que el vicepresidente Tarek El Aissami fue agregado a la lista negra de narcotraficantes.

El caso de El Aissami no es el único, pero las anteriores acusaciones vinieron durante el gobierno del expresidente Barack Obama y Trump está en su primer mes en la Casa Blanca.

Estados Unidos informó el lunes que agregó al vicepresidente en la lista negra de narcotraficantes, lo que promete abrir un nuevo frente en América Latina en la era Trump como gobernante.

El Aissami, un polémico exministro del Interior, respondió a la acusación con la estridencia tradicional: “En lo personal, recibo esta miserable e infame agresión como un reconocimiento a mi condición de revolucionario antiimperialista”.

En un caso previo, Maduro designó a mediados de 2016 ministro del Interior al general Néstor Reverol, exjefe de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), después de que fue acusado de participar en un esquema de corrupción para el tráfico de drogas.

El Aissami llegó a la vicepresidencia a comienzos de enero, como rostro del sector radical del chavismo, tras renunciar al cargo de gobernador de la región central de Aragua, que ganó en las elecciones de fines de 2012.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo ayer que señalar al vicepresidente venezolano como “narcotraficante” es un gesto con el que Trump envía un mensaje de solidaridad al pueblo venezolano.

El presidente “quiere enviar un mensaje claro al pueblo de Venezuela: que Estados Unidos está con ustedes”, expresó Mnuchin al inicio de la conferencia de prensa diaria que ofrece el portavoz de la Casa Blanca.

El Departamento del Tesoro dijo que el vicepresidente poseía múltiples cargamentos de más de 1,000 kilos de droga, algunos de los cuales tenían como destino México y Estados Unidos.

Por su parte, el presidente Maduro dijo ayer que su Gobierno exigirá a Estados Unidos que se retracte de las acusaciones.

“He ordenado a la canciller de la república (Delcy Rodríguez) que cite al encargado de negocios de Estados Unidos en Venezuela y le entregue una nota de protesta y le exija que aclare y se retracte de estas acusaciones”, dijo Maduro frente a El Aissami y una decena de gobernadores chavistas en cadena obligatoria de radio y televisión.

El mandatario calificó dichas acusaciones como una “decisión ilegal, inaudita e infame” y como “una agresión que Venezuela responderá paso a paso con equilibrio y contundencia”.

De igual forma, la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora, aprobó ayer iniciar una investigación sobre las acusaciones de narcotráfico de Estados Unidos contra el vicepresidente.

También solicitará al Gobierno de ese país las pruebas sobre el caso.

La comisión parlamentaria que hará la investigación sobre las acusaciones contra el vicepresidente está conformada por el primer vicepresidente de la Asamblea, Freddy Guevara (quien la presidirá), Maribel Guédez, Carlos Prosperi, Eliezer Sirit, José Luis Pirela, Juan Miguel Matheus y Luis Florido, todos opositores.

Lilian Tintori hizo un llamado dirigido a Trump.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter