Sigue conflicto entre esfuerzos por diálogo para la paz

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, advirtió ayer dificultades.
Enlace copiado
Palabras.  Naciones Unidas inició ayer una nueva ronda de conversaciones en Ginebra para tratar de lograr una salida a la guerra en Siria.

Palabras. Naciones Unidas inició ayer una nueva ronda de conversaciones en Ginebra para tratar de lograr una salida a la guerra en Siria.

Sigue conflicto entre esfuerzos por diálogo para la paz

Sigue conflicto entre esfuerzos por diálogo para la paz

Enlace copiado
El enviado especial de la ONU en las conversaciones de paz de Siria, Staffan de Mistura, advirtió ayer sobre las dificultades que enfrentan el Gobierno y la oposición camino a la solución del conflicto, en el relanzamiento del diálogo entre ambas partes en Ginebra tras una pausa de 10 meses.

Los duros combates entre el régimen y las fuerzas rebeldes ocurridos ayer disminuyeron las esperanzas de que la guerra finalice pronto.

Estas son las primeras negociaciones desde la ruptura del diálogo en abril de 2016 debido al reanudamiento de los combates.

En su discurso inaugural en la sede de la ONU en Ginebra, Suiza, De Mistura advirtió a los delegados del Gobierno y la oposición que las apuestas en esta instancia son altas.

“Sabemos qué pasará si fallamos una vez más: más muertes, más sufrimiento, más atrocidades, más terrorismo, más refugiados”, expresó.

El diplomático quiere que ambas partes debatan la formación de un Gobierno de transición inclusivo, la elaboración de una nueva Constitución y la celebración de elecciones.

Hasta ahora no está claro si habrá conversaciones directas, que la oposición exige reanudar lo antes posible. El primer encuentro sirvió para un sondeo al respecto, según señalaron.

Se trata de la cuarta ronda de negociaciones en busca de una solución al conflicto tras el fracaso hasta el momento de todo intento de alcanzar la paz.

El último encuentro, en abril del año pasado, fue interrumpido por la oposición en protesta por la reanudación de los combates. Entonces, De Mistura también negociaba por separado con las partes. Desde entonces, las fuerzas del Gobierno han realizado importantes avances sobre el terreno, tomando ciudades importantes, como Alepo, en el norte del país.

De Mistura ya reconoció el miércoles que no espera un acuerdo y la oposición aseguró que el régimen sirio e Irán, uno de sus principales aliados, intentan boicotear los esfuerzos de paz.

El enviado de la ONU subrayó en Ginebra que no espera ningún milagro.

Lee también

Comentarios

Newsletter