Lo más visto

Internacionales Estados Unidos

Sigue la búsqueda de 1,200 desaparecidos en gran incendio

El Servicio de Meteorología ha pronosticado lluvias, que aunque podrían ayudar a controlar el fuego, también podrían obstaculizar esfuerzos de rescate.

Enlace copiado
Visita.  El presidente Donald Trump visitó la zona el sábado, acompañado del gobernador saliente de California y del próximo, ambos demócratas que han intercambiado fuertes críticas con el gobierno federal republicano.

Visita. El presidente Donald Trump visitó la zona el sábado, acompañado del gobernador saliente de California y del próximo, ambos demócratas que han intercambiado fuertes críticas con el gobierno federal republicano.

Enlace copiado

Los servicios de emergencias prosiguieron ayer la búsqueda de las 1,276 personas que permanecen desaparecidas desde hace más de una semana a consecuencia del gigantesco incendio que ha quemado el norte de California, que ya ha causado por lo menos 76 muertos, y que aún las autoridades no han logrado sofocar.

El incendio bautizado como Camp Fire, el más mortífero y devastador de la historia del estado al haber engullido por completo la población de Paradise, de 26,000 habitantes, ya ha arrasado 60,500 hectáreas, mientras que a primera hora del domingo los bomberos habían logrado contenerlo en un 60 %.

Las condiciones meteorológicas han empeorado durante las últimas horas, aunque menos de lo que se esperaba, con fuertes vientos que dificultan las tareas de extinción y que trasladan el humo a cientos de kilómetros, lo que mantiene casi la totalidad del tercio norte de California en alerta roja por la mala calidad del aire.

El Servicio Nacional de Meteorología predice una mejoría a partir del miércoles, cuando se esperan las primeras lluvias en una zona extremadamente seca que no ha visto llover desde hace meses.

Los meteorólogos están "casi seguros" de que el miércoles lloverá en el condado de Butte, donde se desarrolla el incendio, aunque no en una cantidad suficiente como para que haya riesgo de desprendimientos de tierras en la zona afectada por el fuego.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recorrió el sábado el área quemada junto al gobernador californiano, Jerry Brown, y se trasladó luego al sur del estado, donde otro gran fuego que ya está prácticamente controlado se ha cobrado la vida de otras tres personas.

Aunque la lluvia podría ayudar a controlar el fuego, también podría convertir el área en un caos lodoso y obstaculizar los esfuerzos para encontrar los restos de más víctimas en el pueblo Paradise.

Tags:

  • Incendios
  • EUA

Lee también

Comentarios