Lo más visto

Sin confirmar muerte de expolicía

Christopher Dorner desató una cacería por el sur de California
Enlace copiado
Operativo.  Policías bloquean una carretera por la persecución de un expolicía prófugo de la justicia, en la zona de Big Bear.

Operativo. Policías bloquean una carretera por la persecución de un expolicía prófugo de la justicia, en la zona de Big Bear.

Sin confirmar muerte de expolicía

Sin confirmar muerte de expolicía

Enlace copiado
Mientras la policía recorría montañas durante días, valiéndose de sabuesos y helicópteros ultramodernos, el expolicía al que buscaban estaba oculto en una cabaña de vacaciones frente al puesto de comando en Big Bear, California.

Fue ahí que Christopher Dorner al parecer se refugió el jueves pasado, cuatro días tras iniciar un mortífero tiroteo que dejó cuatro muertos.

La búsqueda concluyó abruptamente el martes cuando un hombre que las autoridades piensan era Dorner salió del escondite, se robó dos autos, se atrincheró en una cabaña vacante y montó una resistencia final en una intensa balacera en la que mató a un policía e hirió a otro antes de que el edificio fuese envuelto en llamas.

Dorner nunca salió de las ruinas y horas más tarde un cadáver calcinado fue descubierto en el interior.

“Tenemos razones para creer que es él”, dijo la vocera del alguacil del condado de San Bernardino, Cynthia Bachman, quien agregó que desconocía cómo se inició el incendio.

Dorner, de 33 años, dijo en un largo mensaje que colocó en Facebook que él esperaba morir en una confrontación violenta con la policía; y si se confirma que era él quien estaba en la cabaña, eso fue lo que sucedió.

El aparente final se produjo muy cerca de donde su pista había desaparecido hace seis días cuando su camioneta incendiada –con armas de fuego y equipo para acampar adentro– fue abandonada en un sendero en el Bosque Nacional de San Bernardino, cerca del centro de esquí de Big Bear Lake.

Sus huellas se alejaban de la camioneta y desaparecieron en el terreno congelado.

Miles de policías habían participado en la búsqueda del exreservista de la Armada de Estados Unidos desde que las autoridades informaron que el hombre lanzó una campaña para cobrar venganza contra el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD, por sus siglas en inglés) por su despido. Dorner habría matado a tres personas antes de que las autoridades policiales se lanzaran a buscarlo.

Dorner se refugió en la cabaña el martes luego que alguaciles del Departamento de Fauna y Pesca de California le viesen al volante de una camioneta blanca.

Dorner abrió la ventanilla del vehículo y comenzó a dispararles a los agentes, que respondieron al fuego. La camioneta se estrelló en una cuneta y Dorner salió corriendo a la cabaña, donde se parapetó y se enfrascó en un tiroteo con policías del condado San Bernardino que arribaron a la escena.

Ahora, las autoridades buscarán elementos que permitan la identificación del cadáver, como tatuajes, antes de confirmar su identidad.

Tags:

Lee también

Comentarios