Lo más visto

Sin distancia social ni mascarillas: ¿Cómo será la peligrosa celebración del 4 de julio de Trump?

El presidente de Estados Unidos estará mañana en el histórico monte Rushmore, en Dakota del Sur, para festejar el Día de la Independencia. Sin embargo, el espectáculo con fuegos artificiales supone un riesgo en medio de la pandemia del coronavirus.  

Enlace copiado
Coronavirus: La celebración por el Día de la Independencia se realizará en el monte Rushmore, donde están esculpidas las caras de cuatro expresidentes de Estados Unidos. (AP).

Coronavirus: La celebración por el Día de la Independencia se realizará en el monte Rushmore, donde están esculpidas las caras de cuatro expresidentes de Estados Unidos. (AP).

Enlace copiado

El 4 de julio, Día de la Independencia de Estados Unidos, es una fecha que todos los norteamericanos tienen marcado en el calendario y donde exhiben más que nunca su patriotismo. Sin embargo, la pandemia del coronavirus y el continuo crecimiento del número de infectados en el país ha hecho que las celebraciones se hayan reducido al mínimo y, en lo posible, dentro de casa.

Pero no para Donald Trump. Como preámbulo al evento del sábado en la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos estará este viernes en primera fila en el histórico monte Rushmore, en Dakota del Sur, para disfrutar de un espectáculo de fuegos artificiales, donde no habrá distancia social ni será obligatorio el uso de mascarillas.

En las laderas de granito del monte Rushmore están esculpidas las caras de los expresidentes George Washington (1789-1797), Thomas Jefferson (1801-1809), Abraham Lincoln (1861-1865) y Theodore Roosevelt (1901-1909).

Así como ocurrió con el mitin de campaña que Trump realizó hace casi tres semanas en Tulsa, Oklahoma, el temor de que el evento sea un ‘super propagador’ del virus está presente.

Después de aquel evento, que no tuvo la asistencia esperada, varios miembros del staff de campaña y agentes del Servicio Secreto quedaron infectados y debieron ser puestos en cuarentena.

Pese a ello, la gobernadora republicana de Dakota del Sur, Kristi Noem, ha señalado que el distanciamiento social no será obligatorio en Rushmore y se entregarán mascarillas a quienes quieran ponérselas.

“En Dakota del Sur le hemos dicho a la gente que se enfoque en la responsabilidad personal”, dijo a Fox News. “Las personas que tengan preocupaciones pueden quedarse en casa, pero aquellos que quieran venir y unirse a nosotros, les daremos máscaras faciales gratuitas si eligen usar una. Pero no vamos a distanciarnos socialmente. Estén listos para celebrar y disfrutar de las libertades que tenemos en este país”.

 
¿Qué ofrecen Trump y Biden a Latinoamérica?

El estado, que es uno de los menos poblados del país (884 mil habitantes) tiene un reporte de 6.826 casos y 93 fallecidos.

Contagios e incendios

El doctor Benjamin C. Aaker, presidente de la Asociación Médica del Estado de Dakota del Sur, le comentó a la agencia AP que el evento podría poner en riesgo la salud y hacer aumentar la cifra de contagios. “Si continuamos teniendo estos eventos, nos preocupa que haya un brote mucho más significativo. No llevaría mucho tiempo quedarse sin camas en el hospital y sin equipos de protección personal”, expresó.

Por su parte, Cheryl Schreier, quien se desempeñó hasta el 2019 como superintendente del National Memorial Mount Rushmore, también criticó la exhibición de fuegos artificiales en el monumento nacional no solo por la propagación del virus, sino por el riesgo de incendios forestales.

Los fuegos artificiales se cancelaron en este lugar desde el 2009 debido a una infestación de escarabajos de pino de montaña que secó los árboles cerca del monumento y el bosque nacional que lo rodea. Por ello, un espectáculo con pólvora aún es riesgoso.

“Si bien las ciudades y condados en Estados Unidos están cancelando sus celebraciones del 4 de julio para adherirse a las pautas de distanciamiento social y proteger a sus ciudadanos, Trump y Noem están alentando activamente a las personas a reunirse, todo al servicio de un evento que plantea riesgos claros para los visitantes y el medio ambiente”, escribió Schreier en un artículo de opinión para “The Washington Post”.

El racismo también

La celebración patriótica estadounidense en el histórico monte también ha supuesto críticas de los nativos norteamericanos, pero no por el coronavirus, sino porque para ellos el monte Rushmore es un “símbolo del supremacismo blanco”, justo cuando el país pasa por un proceso de reflexión sobre el racismo.

“El monte Rushmore es un símbolo de injusticia, de desigualdad racial y de supremacismo blanco en Estados Unidos”, dijo Nick Tilsen, miembro de la tribu Oglala Lakota y activista del colectivo indígena NDN, en entrevista con la agencia EFE.

“Se talló en las tierras sagradas del pueblo Lakota con las caras de cuatro hombres blancos que eran colonizadores de los indígenas, que crearon políticas terribles que siguen afectando a los indígenas hoy. Y que el presidente de Estados Unidos venga aquí a buscar votos (...) es un insulto enorme”, añadió.

Para una decena de tribus indígenas de las Grandes Llanuras estadounidenses, las Colinas Negras -donde está ubicado el monte Rushmore- son un lugar “profundamente sagrado” que consideran el “corazón de la tierra”, explicó Christina Gish Hill, antropóloga de la Universidad Estatal de Iowa.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines