Lo más visto

Solidaridad Líderes del mundo rinden condolencias

La reacción de diversas personalidades recuerda que Fidel Castro es una figura que prevalecerá en la historia con distintos matices, dependiendo del lente con el que se le vea.
Enlace copiado
Solidaridad   Líderes del mundo rinden condolencias

Solidaridad Líderes del mundo rinden condolencias

Solidaridad   Líderes del mundo rinden condolencias

Solidaridad Líderes del mundo rinden condolencias

Enlace copiado
Pocos hechos han generado tantas y tan enfrentadas reacciones en la América de la posguerra fría como la muerte del padre de la revolución cubana, Fidel Castro, el último revolucionario del siglo XX. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó ayer que la historia “juzgará el impacto” que Fidel Castro tuvo en la isla y el resto del mundo, y extendió una “mano de amistad” al pueblo cubano.

“Sabemos que este momento llena a los cubanos –en Cuba y en Estados Unidos– de poderosas emociones, recordando las incontables formas en las que Fidel Castro alteró el curso de vidas individuales, familias y de la nación cubana”, señaló.

Otra de las reacciones que llegaron pronto fue la del gobernante mexicano, Enrique Peña Nieto, quien se refirió a Castro como un líder cercano a México.

Los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro; Bolivia, Evo Morales; y Ecuador, Rafael Correa, aliados del régimen castrista en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), mostraron de inmediato su pesar.

“Se fue un grande. Murió Fidel. ¡Viva Cuba! ¡Viva América Latina!”, reaccionó Correa, mientras que Maduro destacó que a todos los revolucionarios del mundo les “toca seguir su camino”.

“Realmente duele la partida del comandante, del gigante de la historia de la humanidad”, dijo Evo Morales al expresar “su profundo dolor”.

En Estados Unidos algunos congresistas de Florida y grupos de exiliados cubanos en Miami celebraron la muerte de quien calificaron de “tirano”.

El reconocido senador estadounidense Marco Rubio señaló que “desgraciadamente, la muerte de Fidel Castro no significa libertad para los cubanos”.

El presidente electo de EUA, Donald Trump, dijo que fue un “brutal dictador”.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, señaló: “Con profundo pesar, me enteré hoy de la muerte del presidente cubano (...) un legendario revolucionario y orador que hizo significativas mejoras a la educación y sanidad de su nación”.

Los organismos interamericanos expresaron su pesar y admiración por la figura histórica. “Despedimos con dolor al líder más grande de la historia de la soberanía. Nuestra solidaridad con su familia y el pueblo cubano”, comentó el secretario general de UNASUR, Ernesto Samper.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, envió su respeto y condolencias a Cuba.

Cuba, país garante de los acuerdos de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, fue siempre un amigo del fin del conflicto colombiano y como tal recibió la solidaridad de ambas partes tras la muerte de Fidel Castro. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, manifestó que Fidel Castro “reconoció al final de sus días que la lucha armada no era el camino. Contribuyó así a poner fin al conflicto colombiano”. El jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, despidió a Castro como “uno de los grandes” del mundo y afirmó que su memoria merece gloria eterna.

Lee también

Comentarios