Suman cientos de muertos por ataque de Boko Haram en Nigeria

En una intensa lucha que dejó más de 200 combatientes muertos el domingo, efectivos nigerianos enfrentaron a extremistas islámicos que desde tres frentes atacaron Maiduguri, la ciudad más grande en el noreste de Nigeria.
Enlace copiado
Enlace copiado
Al mismo tiempo, los insurgentes prosiguieron sus ataques de tierra arrasada contra aldeas en una zona 200 kilómetros (125 millas) al sur, en el estado de Adamawa, donde degollaron a habitantes, cometieron saqueos, incendiaron casas y secuestraron a decenas de mujeres y niños atrapados, según Vandu Kainu y otros sobrevivientes que escaparon.

El legislador del estado de Adamawa, Adamu Kamale, pidió que las tropas protejan a los civiles en Michika, donde persiste el asedio contra seis aldeas.

 "Los ataques han continuado desde el viernes, sin presencia de las fuerzas de seguridad", lamentó. Los ataques ocurrieron mientras el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, visitaba Lagos, la capital comercial de Nigeria, a unos 1.600 kilómetros (1.000 millas) al suroeste de Maiduguri. Kerry alentó a que se celebren pacíficamente las elecciones del 14 de febrero en el país más poblado de Africa.

"Estas serán las elecciones democráticas de mayor escala en el continente", declaró el funcionario. "Ante lo que está en juego, es absolutamente crucial que estos comicios tengan lugar en un ambiente de paz, credibilidad, transparencia y responsabilidad". Kerry se reunió con el presidente Goodluck Jonathan y el principal contrincante de éste en las urnas, el ex dictador militar Muhammadu Buhari.

El funcionario estadounidense dijo a la prensa que ambos se comprometieron a contener cualquier acto de violencia. Kerry también advirtió que a quien incite al caos poselectoral se le prohibirá el ingreso a Estados Unidos, donde viven millones de nigerianos.

El secretario de Estado prometió un aumento de la asistencia estadounidense para la lucha contra Boko Haram si las elecciones se efectúan en un ambiente de paz y democracia. Más de 800 personas han muerto en protestas en el norte del país luego que Buhari, un musulmán de la región, perdió las elecciones ante Jonathan, un cristiano del sur.

Boko Haram rechaza el sistema democrático occidental y busca imponer un estado islámico en Nigeria, cuya población de alrededor de 170 millones de personas se divide a partes casi iguales entre musulmanes en el norte y cristianos en el sur.

En Maiduguri, los soldados bloquearon los caminos de ingreso a la ciudad, medida que también impidió que los civiles huyeran de la zona. El portavoz del Ministerio de Defensa, el general brigadier Chris Olukolade, dijo el domingo en la noche que los efectivos repelieron los ataques contra Maiduguri y Konduga, 40 kilómetros (235 millas) al sureste.

Sin embargo, dijo que estaban en preparación ataques aéreos que se lanzarían en la localidad de Monduno, que Boko Haram capturó el domingo en la mañana y que se ubica a 140 kilómetros (88 millas) al noreste de Maiduguri.

Más de 200 combatientes murieron el domingo, principalmente insurgentes, de acuerdo con soldados y grupos civiles de autodefensa que contaron los cuerpos. Ellos hablaron a condición de no ser identificados porque no estaban autorizados a hablar con los periodistas.

Hace 10 días, el presidente Jonathan visitó sorpresivamente Maiduguri, donde se comprometió a aplastar a la insurgencia. Sin embargo sus reiteradas promesas han sido sólo palabras porque desde agosto Boko Haram ha capturado y mantenido el control de enormes franjas en el noreste, incluidos los principales cruces fronterizos con Cameron, Chad y Níger

Tags:

  • boko
  • haram
  • nigeria

Lee también

Comentarios

Newsletter